Resultado de imagen para tucan

 

Una de las aves más divertidas y llamativas son los tucanes, pues poseen grandes y amplios picos coloreados de tonos intensos que resultan agradables a nuestros ojos.

El  tucán es un ave tropical muy conocida en el continente americano; desde México hasta el sur, en la Argentina, pueden encontrarse distintas especies de ellas.

Vamos a conocer cómo viven los tucanes, de qué se alimentan, cómo es su comportamiento y qué cuidados necesitan, así como muchas características que los hacen ser unas de las aves más exóticas y admirables que hay.

¿Qué es un tucán?

El tucán es un ave ranfástida perteneciente al orden de los piciformes, de la misma familia de los pájaros carpinteros; dentro de dicha familia existen seis géneros y unas 42 especies de tucanes.

Su nombre proviene de la lengua tupí (tucana), lengua principal de uno de los asentamientos indígenas suramericanos más grandes del continente.

¿Cómo es un tucán?

El tucán es un ave de plumaje con pico muy pronunciado y colorido; pueden medir hasta unos 63 cm de tamaño y pesar entre 130 g y casi 700 g. En cuanto al pico, este suele tener unos 20 cm de largo en promedio. Tiene dientes aserrados y una larga y plana lengua.

Otra de las características que llaman la atención a simple vista es que los redondeados ojos del tucán están rodeados por una ligera piel de varios colores; también tiene alas pequeñas y cortas, una cola cuadrada, patas pequeñas pero muy fuertes y un sentido de la vista muy bien desarrollado.

Sin duda alguna, la mayoría de la gente puede reconocer a esta ave es por su pico, de atractivos colores y gran tamaño.

El pico representa  la tercera parte del tamaño total del tucán. Aunque tiene una apariencia fuerte y maciza, es ligero y está estructurado internamente en forma de cámaras huecas, para que no sume mucho peso al tucán a la hora de este volar. Eso sí, externamente en resistente a los golpes.

El tamaño del pico se va desarrollando a medida de que el tucán está en crecimiento.

Resultado de imagen para tucan

Fotos e imágenes de Tucanes

tucan en fauna silvestre
« 1 de 6 »

Tipos de Tucanes

Aquí puedes ver todas las variedades de tucanes que existen en el mundo.

¿Cómo suele ser el  comportamiento de un tucán?

Generalmente, se considera que los tucanes son aves sedentarias, aunque pueden permanecer en pequeños grupos o bandadas. No son aves migratorias, por lo que permanecen casi toda la vida en una mismas área o zona.

Gracias a los intensos colores pueden camuflajearse o esconderse en medio de los exóticos bosques tropicales sudamericanos. También, emiten un gorjeo o sonido monótono muy ruidoso, fácil de distinguir hasta a unos 800 metros de distancia.

¿Cuánto vive un tucán?

El promedio de vida de un tucán es de 20 años si permanece en libertad, mientras que este tiempo disminuye a un poco menos de 18 años cuando están en cautiverio.

¿Qué comen los tucanes?

El tucán es un ave  que come muchas frutas, aunque no debe ingerir las semillas de éstas pues su pequeño estómago presentará problemas al tratar de digerirlas debido a que no tiene buche.

Aunque come frutas, no se considera un animal 100% frugívoro, pues también come verduras y algunos huevos, lagartijas o insectos.

Gracias a que su estómago es tan pequeño, la comida que ingiere no se queda durante mucho tiempo dentro de él, por lo que resulta necesario que los alimentos que coma el tucán sean muy hidratados para sobrellevar las temperaturas calurosas.

Los tucanes utilizan su gran pico para encontrar el alimento, pues al picotear o alcanzar las ramas pueden extraer la parte de las frutas que realmente van a ingerir; por medio de su pico ellos seleccionan sólo las partes que pueden comer, utilizándolo como tenazas para sostener el alimento. 

Además, este les es útil para abrir, romper y fracturar las conchas o cáscaras que sirven de envoltorio para dichos frutos.

Si tienes un tucán como mascota o para crianza puedes alimentarlos con frutas variadas como manzanas, kiwi, mango, pera, plátano o melón, entre algunas otras que contienen alto contenido de agua.

Algunas verduras como las zanahorias, el elote o el pepino también podrían ser buen alimento para un tucán.  También puedes darles orugas y hasta un poco de carne molida.

Se cree que una dieta adecuada para los tucanes en cautiverio debe estar formada por un 60% de frutas y verduras y un 40% por otros alimentos complementarios que podrían incluir ensaladas o pequeñas bolas blandas (albóndigas) hechas de arroz cocido con verduras como papaya, por ejemplo.

Alimentarlos unas dos veces al día será suficiente para que se desarrollen sanos y fuertes.

Resultado de imagen para tucan

¿Dónde vive un tucán?

Los tucanes son aves que se adaptan a varios tipos de hábitats; suelen encontrarse sobre las ramas (son arbóreos) o en la copa de los árboles, así como son capaces de establecer nidos en los troncos.

Las selvas son lugares ideales para ellos, así como selvas tropicales, sub-tropicales o lluviosas de no muy alta altitud.

Algunas especies se adaptan a los bosques húmedos.

Es común encontrarlos en Centro América, El Caribe o en los países al norte de América del Sur; por ejemplo, en Venezuela hay tucanes en la Selva del Río Orinoco. Guatemala, México, Argentina y Brasil también tiene presencia de varias especies de tucanes.

Algunas especies pueden crear nidos en las plantaciones o en campos abiertos. Hay especies que prefieren las altas altitudes, y poseen un plumaje más denso que les permite poder habituarse a este tipo de hábitat.

¿Cómo saber si un tucán es hembra o macho?

El tucán tiene una fisonomía externa muy homógenea, por lo que se dice que no tiene variaciones sexuales apreciables a simple vista; las hembras parecen tener el pico más recto y un poco más pequeño que los machos.

Para poder hacer una distinción adecuada, resulta necesario observarlos durante el periodo de apareamiento, pues el macho inicia una especie de ritual para conquistar a su hembra.

 

 

¿Cómo se reproducen los tucanes?

Los tucanes se reproducen sólo una vez al año, poniendo entre dos y cuatro huevos; son aves monógamas, por lo que viven siempre en pareja.

El apareamiento tiene inicio con una especie de juego mutuo, donde intercambian comida o ramitas y palitos que hallen a su alrededor; luego, se pasan la comida entre los picos cuando ya está cercano dicho apareamiento.

El periodo de incubación de los huevos suele durar entre 15 y 20 días, por lo general. Los huevos son algo frágiles.

Tanto el macho como la hembra se encargan de incubar los huevos y de alimentar a las crías durante unas 8 o 9 semanas, cuando ya estos se marchan a buscar su propio alimento.

Al nacer, los tucanes no tienen plumas y su apariencia es muy distinta a la que van a ir ganando con el paso del tiempo. Abren los ojos luego de tres semanas de nacidos.

Cuando tienen 3 o 4 años es que los tucanes alcanzan su madurez sexual.

Resultado de imagen para tucan

 ¿El tucán está en peligro de extinción?

Los tucanes, por sus llamativos colores, son unas de las aves que más llaman la atención de cazadores y comerciantes ilegales. Los indígenas también han sido culpables de cazarlos para la fabricación de piezas ornamentales hechas con el plumaje afectando negativamente su reproducción y exponiendo a algunas de sus especies más emblemáticas a la extinción.

Algunas personas cazan tucanes para venderlos como mascotas, pues, aunque no se haya hecho popular este tema, existe un mercado de tucanes muy demandante y pujante.

Al cazar y vender un tucán se está separando este de su pareja, evitando que  pueda tener crías, pues al ser aves monógamas no volverán a aparearse con otra pareja bajo ninguna circunstancia.

La deforestación, la contaminación del ambiente y el crecimiento urbano también han incrementado la destrucción de los hábitats de los tucanes, haciéndolos migrar o separándolos de sus parejas, por lo que las especies en peligro de extinción se han ido multiplicando.

 

¿Cuáles son los depredadores del tucán?

Entre los principales depredadores del tucán, sin duda alguna, hay que situar al ser humano; como ya hemos dicho, éste los caza y los vende como mascotas, o los asesina para quitar su pico y su plumaje y venderlos como materia prima, así como para disecarlos y venderlos como piezas decorativas.

Pero, dejando a un lado el comportamiento tan triste y lamentable de la raza humana, hay que señalar que las serpientes, las águilas, el jaguar y el coatí (un pequeño mamífero americano también llamado cusumbo o guache) figuran entre los principales depredadores de tucanes.

Imagen relacionada

¿Qué enfermedades puede tener un tucán?

  • Parásitosis: los tucanes pueden llenarse de parásitos, sobre todo si están en cautiverio, por lo que es común verlos arrancarse las plumas. Cuando tienen una alimentación baja en ciertos minerales o están padeciendo de estrés, es común observar que su plumaje disminuye o tiende a caerse con facilidad.
  • Hemosiderosis: esta es la principal enfermedad de los tucanes; aparece producto de un muy alto contenido de hierro en el organismo de éstas aves. El hierro en exceso que consuma el tucán se almacenará como hemosiderina, un pigmento derivado de la hemoglobina que suele ser de color amarillo – pardo o dorado. Esta enfermedad puede convertirse en otra de mayor relevancia, llamada hemocromatosis, la cual sí afecta a los principales órganos del cuerpo y, si no se trata durante las primeras 2 horas, causará la muerte del ave.
  • Pico fracturado: el pico es la parte más sobresaliente de los tucanes y lo utilizan para la alimentación, principalmente, por lo que éste se fractura de forma regular al hacer un movimiento brusco o al picotear los árboles y ramas en busca de alimento. Recuerda, aunque el pico del tucán es externamente resistente, por dentro es huevo, sin una superficie que los proteja o les sume dureza.
  • Pseudotuberculosis aviar: causa síntomas de enfermedad como neumonía o abultamiento del hígado, aumentando su tamaño. Es una enfermedad mortal en los tucanes causada por la bacteria Yersinia pseudotuberculosis, la cual se transmite de forma aeróbica o anaeróbica y a temperaturas entre 28° C y 30°C. Las palomas, pavos y gallinas también son susceptibles a contagiarse de esta mortal enfermedad.

¿Puedo tener un tucán como mascota?

Que difícil responder esta pregunta; hay algunos países donde puedes hacerlo si consigues un permiso del gobierno, así que consulta las leyes de animales de tu país para saber qué debes hacer si deseas tener un tucán como mascota.

En España, por ejemplo, hay todo un catálogo completo con los distintos animales que están prohibidos en el país por considerarse invasores. Este catálogo contiene una lista de reptiles, mamíferos, aves y plantas, entre otras. En cuanto a nuestro tema, el tucán no figura en la lista española, por lo que puedes considerar tener una pareja de tucanes en tu hogar siempre que estés dispuesto a brindarles todos los cuidados necesarios.

Resultado de imagen para tucan como mascota

¿Qué cuidados debo darle a un tucán?

Lo primero que necesitas considerar es el espacio donde vayas a tener al tucán, o a la pareja de tucanes, pues estas aves están acostumbradas a los árboles y selvas, por lo que necesitan contar con un espacio amplio donde poder establecer su hábitat.

La jaula que diseñes o compres debe ser ancha, de por lo menos unos 3 x 3 metros, así como bastante alta y que no sea circular; lo más recomendable es que sea de forma cuadrada y que allí puedas meter algunas ramas para que los tucanes se monten en ella y se sientas cómodos y familiarizados con su nuevo hogar.

Opta por una jaula de material durable, pues debe ser resistente a los continuos picoteos de los tucanes, y que tenga separaciones cortas entre sus barrotes, para que no les quepa el pico. La jaula debe colocarse en el exterior, en un lugar limpio y seco, con temperatura entre los 18° y 28°C, y con una humedad entre 60 y 85%.

La limpieza de la jaula será fundamental para evitar la propagación de enfermedades producto de los restos fecales que estas aves dejan, así que limpia y lava bien la jaula, incluyendo sus barrotes, con agua y lejía frecuentemente.

Encárgate de alimentarlos unas dos veces todos los días y de que coman las frutas y verduras que sean ricas en agua, así como otros alimentos que les aporten vitaminas, minerales y todo lo necesario para evitar resfriados, parásitos y la caída del plumaje. Ponles agua limpia y fresca todos los días.