Paloma buchón marteño

Paloma buchón marteño

Paloma buchón marteño

Su nombre (paloma buchón marteño) se debe a que vuela con la cola completamente abierta y llana. Procede del cruce del buchón gorguero, con el buchón quebrado murciano y el buchón colitejo, un antiguo buchón marchenero más rústico que el actual. Es un buchón mediano, ligeramente erigido.

 

La paloma buchón marteño es considerada una paloma de “figura o postura”, en función de las figuras o posturas que adopta en vuelo con su cola, buche y cuello, acompañado de unos movimientos peculiares de sus alas realiza para lograr sostenerse, a veces, casi sin avanzar y continuar volando.

 

Características físicas y tamaño

 

Con un peso de alrededor de los 450 gramos. La cabeza es larga y estrecha de talla media. Los ojos son rojo en todos excepto los blancos o salpicaduras que tienen ojos de toro. El pico tiene una forma fina y color correspondiente al color de la pluma.

 

El cuello de la paloma buchón marteño se caracteriza por ser largo y ligeramente arqueado hacia atrás, muy diferente de las otras palomas buchonas de vuelo, estas casi siempre presenta un cuello más o menos corto.

 

El pecho de la paloma buchón se destaca por su nombre, ya que es un buche inflado se alarga y cuelga, pero sin arrastrarlo en el suelo. Flojamente emplumado; y de forma amplia en el pecho donde está el buche.

 

El cuerpo de la paloma buchón está fuertemente construido, perfecto para soportar grandes distancias de vuelo, con una espalda plana y ancha. Alas de plumas anchas y apoyadas en la cola y, a menudo, más largas que la cola pero sin arrastrar.

 

La cola en vuelo siempre se mantiene recta y plana. Las patas son de medida media, sin difuminado. Los colores de la paloma buchón, son de todos los colores permitidos. Los más comunes son negros, azules y grises; el color las patas, ojos y pico dependerá del color y todo de las plumas.

 

¿Dónde vive la paloma buchón marteño?

 

El buchón colillano es una raza de palomo española originaria de la provincia de Sevilla, en Andalucía. En el siglo XX en España, a partir de cruces con el buchón Marquenero, Gorguero y buchones murcianos.

 

Subespecies de la paloma buchón marteño

 

Su origen data de principios del siglo XIX, siendo nombrado por Altamira Reventós en 1924. Los colombofilos lo consideran un animal de compañía, de exposición y para concursos de vuelo.

Tiene su origen en Martos, por el siglo pasado se crea dicha raza de palomas buchonas, que son los más viejos del lugar, dicen fue el resultado de diferentes cruces entre varias razas y criado por mestizaje con los buchones Marchenero, Murciano y Gorguero.

 

Aunque podemos destacar, el cruce con murciano, colillano, holguero y alguna más, nadie se atreverse a asegurar cuál de estas aves aportó más. Pero sí sabemos que el resultado fue, un palomo con unas cualidades y belleza excepcionales, tanto en vuelo, como de pie.

 

¿Destaca en algo por su comportamiento?

 

Son sus ejemplares, de carácter arrogante y de aspecto orgulloso y desafiante, de tamaño mediano, algo más pequeño que otras razas de Buchones que se relacionan con la zona, lo que le hace ser muy ágil de los movimientos, el salto y el vuelo.

Su vuelo, es lento y reposado, lo que le da un aspecto majestuoso, sobre todo cuando en el terreno vuela acompañado. El cuello, levantado y el buche redondeado y ligeramente descolgado.

 

El movimiento de las alas, de arriba hacia abajo, cuando saltan o vuelan, dando fuertes palmadas para después llevar a cabo un movimiento acompasado y tratando de pararse en el aire al encuentro de estos palomos.

 

Con la cola vuelta hacia arriba, formando un círculo en los mejores ejemplares, es casi una circunferencia perfecta; detalle este muy característico y exclusivo de nuestra raza

 

Sus vuelos son largos y llegan a las inmediaciones de otros palomos, para atraer una paloma o pieza, pero sin demasiado, por lo que son idóneos para tenerlos en suelta (Sin paloma).

 

En la mano se ven bonitos ya que su pico es corto y engatillado, la cabeza redondeada y las rosas o carúnculas triangulares del tamaño de un grano de maíz en los machos adultos y más pequeño en las hembras.

 

Parados suelen ser muy vivos e inquietos, con el cuello levantado y presto para dar la salida en cualquier momento. Son de buena altura, lo que les da un aspecto de gallardía y un golpe de vista, resulta muy armonioso.

 

¿De qué se alimenta esta especie?

 

En cuanto a su alimentación, como la mayoría de aves debe seguir una dieta en la que se combinen diferentes tipos de granos como el maíz seco o fresco y frutas para evitar que suba mucho de peso, pero también es bueno que al menos una vez por semana coma algún tipo de verdura como hojas de lechuga, la zanahoria o papa, que este bien picada o rallada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *