Una de las aves que más se ha popularizado como mascota en los últimos años es el Agapornis; este hermoso plumífero de la misma familia de los loros ha logrado captar la atención de grandes y chicos, pues sus colores le hacen alardear de una gran belleza y, además, son aves muy sociables y que se adaptan con facilidad a la vida doméstica.

Si estás pensando en comprar un ave como mascota, pero aún no te decides, te contamos qué es un agapornis, qué cuidados necesita y cómo se puede adiestrar.

Tipos de Agapornis

¿Qué es un agapornis?

El agapornis es una pequeña ave muy similar a los loros, de la familia psittaculidae; coloquialmente se le llama ‘inseparable’ pues le gusta estar siempre en pareja. Su nombre significa algo así como ‘ave de amor’.

Este, loro pequeño o miniatura, como se le suele llamar, posee unas 9 especies o variedades distintas, con característica únicas y que les han hecho los favoritos de muchos amantes y criadores de aves.

El agapornis es un ave endémica de África, por lo que su presencia en otros continentes, como en Europa por ejemplo, donde cada vez se hace más popular y codiciado, se debe a que ha sido introducido o importado por personas facultadas en la materia de comercio y cría de aves internacional.

Sin embargo, muchos agapornis están siendo extraídos de los hábitats africanos para ser vendidos de manera ilegal.

¿Cómo es un agapornis?

Seguramente la primera imagen que te llega, sobre cómo es externamente esta pequeña avecita, es la de un loro, y no estás muy lejos de la realidad, pues los agapornis suelen parecerse tanto a loros como a pericos.

De manera general, un agapornis mide entre 13 y 16 cm, tiene un plumaje muy colorido, de tonos verdes, rojos y naranjas, con una cola redondeada y corta y un pico, fuerte muy parecido al del loro común. También existen algunas variedades de agapornis con plumaje azul, gris o violeta. Son 9 especies de agapornis que hay.

Resultado de imagen para agapornis

 

 

Fotos e imágenes de Agapornis

Agapornis encima de la jaula
« 1 de 9 »

 

¿Cómo suele ser el comportamiento de un agapornis?

El agapornis en un ave amigable, sociable y alegre; es muy activa, por lo que es normal verla moverse de un lado a otro o hacer uso frecuente de su habilidad para volar.

No es un ave violenta ni delicada con el ruido y le gusta pasar mucho tiempo con su pareja, a la cual le acaricia las plumas y le gusta sentir muy cerca. Emite muchos sonidos para demostrar que se siente tranquilo y feliz; cuando está reposado suele echar su cabeza hacia atrás y levantar y estirar las patas.

En cambio, cuando no realiza casi movimiento es señal de que se siente triste o de que podría tener algún malestar.

 

¿Cuánto vive un agapornis?

El tiempo de vida de la mayoría de las aves no suele ser muy largo, a excepción de algunas especies de loros, por ejemplo, que pueden llegar a vivir hasta 50 o más años; el agapornis, por ser de la misma familia de los loros, es una de las aves que puede vivir mayor cantidad de tiempo.

Su promedio de vida está entre 10 y 12 años, aunque puede llegar a vivir unos 15 años si tiene todos los cuidados necesarios y una buena alimentación.

¿Cómo saber si un agapornis es macho o hembra?

Muchos afirman que para reconocer el sexo de un agapornis basta con mirar sus genitales, pues la hembra tiene los huesos de la pelvis más separados y redondeados para poder poner los huevos, pero esto se puede conocer sólo con el tacto y teniendo la experiencia necesaria.

Una forma más sencilla es observando el tamaño de la hembra, pues esta es un poco más grande que el macho y también tiene el pico más grande. Con el tiempo te irás dando cuenta que los agapornis hembra son más agresivos que los machos y tienden a mostrarse más defensivas en cuanto al territorio que los machos.

Para estar seguros por completo, acerca del sexo del agapornis, se puede llevar a un veterinario para que lo revise.

Imagen relacionada

 

¿Qué comen los agapornis?

La alimentación de un agapornis consiste en mezcla de semillas de tamaño medio; hay que asegurarse de que esta ave encuentre todos los nutrientes, vitaminas y minerales en las semillas, y que no coma en exceso o consuma algunas que sean muy grasosas, pues el agapornis suele agarrar peso con mucha facilidad.

Para evitar el sobrepeso, es necesario que estire sus patas a diario y que tenga una vida activa.

Las mezclas de semillas para agapornis incluye mijo, pepas de girasol, avena, lino, alpiste, etc. El pienso también es un alimento adecuado, pero podría no ser muy atractivo para el agapornis, por lo que no es recomendable dárselo todos los días, sino unas cuantas veces por semana. Sin embargo, el pienso puede ser más balanceado que las mixturas de semillas. 

Los agapornis pueden comer algunas frutas y verduras, tales como pera, kiwi, naranja, manzana, granada, papaya, sandía,entre otras; y en cuanto a las verduras, puedes alimentarlos con judías, acelga, maíz, brócoli, zanahoria, lechuga en pocas cantidades, etc.

Tanto las frutas como verduras pueden ocasionar diarrea en los agapornis si se les da más de una vez al día y muchas veces por semana. Trata de incluirlas de manera esporádica en su dieta.

Algunos germinados y pastas de cría que se han fabricado exclusivos para el agapornis, pueden ser parte del plan alimenticio de tu ave, pues estos productos están elaborados para proveer energía y vitaminas al agapornis; la mayoría está hecho a base de frutas frescas o secas y de huevo.

Otros alimentos como el pan, huevo, pastas, arroz, lentejas y cuscús también suelen ser adecuados para alimentar un agapornis; sólo que deben ser dejadas durante varias horas en remojo o prepararlas cocidas para que no le hagan daño.

Asegúrate de que las frutas estén picadas en trozos muy pequeños y que estén bien limpias y lavadas, sobre todo las verduras de hoja verde; en cuanto a ciertos alimentos como la leche, el aguacate (o palta), el café, bebida alcohólicas, la carne, entre otros, pueden llegar a ser alimentos mortales para el agapornis, así que evítalos a toda costa.

Resultado de imagen para agapornis

¿Cuáles son las especies de agapornis?

  • Agapornis Fischeri
  • Agapornis Personatus
  • Agapornis Roseicollis
  • Agapornis Canus
  • Agapornis Taranta
  • Agapornis Nigrigenis
  • Agapornis Lilianae
  • Agapornis Pullarius
  • Agapornis Swindernianus

 

¿Qué enfermedades puede tener un agapornis?

  • Diarrea: ya dijimos que una alimentación que no esté supervisada o equilibrada puede causar diarrea en el agapornis; aunque también la diarrea podría ser un síntoma de alguna enfermedad más seria, por lo que debes llevar a tu ave al veterinario si esta presenta más heces de lo que comúnmente tiene, si son de color verde o amarillentas, si son muy aguadas o líquidas y si la cloaca del agapornis luce alterada y mojada.
  • Acariosis respiratoria: esta enfermedad es producida por la presencia de ácaros que se alojan en la garganta del agapornis, causando picazón en ella, dificultad para respirar, irritación de garganta y fatiga. El tratamiento para esta afección es a base de antibióticos. Los ácaros aparecen producto de los restos de heces y comidas que quedan dentro de la jaula del ave, por lo que es de suma importancia mantener una higiene adecuada y evitar que haya suciedad o residuos que favorezcan la aparición de otros invasores como hongos y bacterias.
  • Psitacosis: es una enfermedad que, la mayoría de los casos, causa la muerte del agapornis; aunque podría considerarse una enfermedad poco común, sí puede aparecer en las aves, y contagiarse al humano. Sus síntomas son parecidos a cuando el ave tiene neumonía. La causa la bacteria Chlamydia psittaci que suele encontrarse en los restos fecales que se acumulan en la jaula del agapornis y que se seca dentro de ella al no ser limpiada adecuadamente.
  • Muda anómala de las plumas: aparece cuando el agapornis pierde a su pareja, como expresión de su tristeza y soledad y se visualiza al este tener un plumaje alborotado y desordenado, con unas partes más densas que otras.
  • Parásitos: comunes en casi todas las aves, sobre todo cuando estas están en cautiverio; los parásitos y lombrices pueden causar temblores, anemia y algunas dificultades para respirar en el agapornis. Para evitarlos hay que desparasitar el ave cada cierto tiempo.
  • Colibacilosis: cuando el agapornis no tiene ganas de comer y lo poco que come le hace daño. Hay que atenderle con rapidez para evitar que esta enfermedad sea mortal.
  • Estreñimiento, catarro y refriados
  • Piojos y garrapatas
  • Asma

 

¿Qué pasos hay que seguir para adiestrar un agapornis?

Antes de iniciar las rutinas  para adiestrar un agapornis debes armarte de mucha paciencia y saber que la persistencia será tu mejor arma en este proceso. No es fácil adiestrar animales, pero con buena disposición se logran los objetivos; eso sí, debes tratar, por todos los medios, de ganarte la confianza de tu ave.

La mejor forma de adiestrar un agapornis es siguiendo los pasos que a continuación te dejamos:

  • Inicia el adiestramiento cuando el agapornis sea muy joven (a partir de los 2 meses ya puedes comenzar).
  • Háblale con un tono de voz afable y que le inspire seguridad y confianza; sé cariñoso al hablarle.
  • Empieza acercándote a él estirando tu mano para que se suba a ella, o tu dedo, pero nunca tomándolo de manera repentina porque lo asustarás y después será más difícil que te tenga confianza.
  • Escoge un lugar cerrado para acercarte a él y para que en caso que tome tu mano y salga de la jaula no se vaya a escapar.
  • Permítele tener un tiempo de vuelo dentro de la habitación, para que se sienta desinhibido y te facilite el proceso de acercamiento.
  • Nunca lo fuerces a hacer actividades que no desee; si notas que está incómodo o no te obedece, mejor déjalo tranquilo e intenta al día siguiente.
  • Una de las primeras cosas que debes enseñarle es a comer de tu mano y montarse en tu dedo.
  • Déjale que vaya aumentando las distancias hasta su jaula, para que se adapte al hogar fuera de la jaula y para que así aprenda a salir y regresar a ella. Cuando haga esto, debes darle un premio, como una golosina o alguna barra alimenticia de lo que más le guste.
  • Prepárate para que te picotee al inicio del adiestramiento, pero esto no es motivo para que te desistas de tu cometido.

Imagen relacionada

 

¿Qué debes saber de la cría de agapornis?

Los agapornis son aves sociables, por lo que requieren de que su dueño pase unos minutos a diario con él; tal vez unos 15 o 20 minutos diarios sean suficientes. Necesitarán de un espacio adecuado, pues siempre conviven en pareja, así que no es recomendable comprar sólo uno.

Durante su apareamiento se mostrarán más cariñosos de lo normal, y después de éste, la hembra se quedará en el nido durante todo el tiempo de incubación. Así que debes proveerle una adecuada alimentación, que le suministre  energías necesarias para que tenga fuerzas para el momento de poner los huevos.

Un agapornis pone alrededor de 3 y 6 huevos y el periodo de incubación dura más o menos 23 días. Los nidos deben ser de un buen tamaño, pues las nuevas crías permanecerán entre 8 y 10 semanas en el nido junto a sus padres.

¿Qué más necesitas saber para cuidar bien a tu agapornis?

Compra o construye una jaula cómoda y adecuada para tus agapornis, colócala en un lugar seco donde no le caiga la lluvia pero que sí le lleguen algunos rayos de sol, pues las aves necesitan tomar algo de sol con frecuencia.

Controla la temperatura de la habitación donde coloques tu jaula y evita las corrientes de aire.

Si tienes mascotas, como gatos o perros, debes vigilar que no se coman tu agapornis.

Por último, debes contar con un veterinario de confianza al que siempre puedas consultarle cualquier eventualidad que se presente con el ave para ayudarla a que esté saludable y desarrolle sus habilidades de manera eficaz.

Los agapornis aprenderán a reconocerte a ti y los demás miembros de tu familia a medida de que ganas su confianza y le brindas atención y afecto, así que no te apresures si las primeras semanas de adiestramiento el ave se muestra un poco renuente.