Agapornis Personata

Las aves generalmente suelen utilizarse como símbolo de paz y amor entre muchas culturas y en la actualidad moderna. En esta ocasión el Agapornis personata es símbolo de amor y afecto gracias a sus increíbles rasgos que denotan ternura, su pequeño tamaño y su actitud monógama a la hora de conseguir pareja. La cantidad de plumaje de la cual goza esta especie también es un gran atractivo para las personas. Se ubican fácilmente en territorio africano más específicamente en la zona de Tanzania.

Características físicas y tamaño

El agapornis personata (científicamente llamado agapornis personatus) es un ave de tamaño muy reducido, de hecho se encuentra entre uno de los agapornis de menor tamaño que existen, midiendo como máximo unos quince centímetros (15 cm) de longitud, con un peso muy inferior al de los doscientos gramos.

Gracias a las mutaciones genéticas, esta especie posee una gran variedad de colores en su plumaje. Se destaca mayormente por tener un color castaño oscuro o negro en toda su cabeza.

Generalmente estos ejemplares de agapornis se presentan con un color verde en todo el dorso, la parte del pecho posee un color amarillo y en muchos casos tonos anaranjados, su cola es verde combinadas con plumas entre violeta y color azul. Es la segunda especie de Agapornis, y una de las principales especies de psitaciformes las cuales presentan mayor número de cambios genéticos.

Sus patas son de un color gris claro, su pico de un rojo muy brillante y en sus ojos se puede apreciar un anillo blanco que en combinación a su cabeza oscura, parece tener una “capucha” o mascara y su iris es de color negro.

Esta especie se caracteriza por sus llamativos colores pero se acentúan  azul, cobalto, malva, violeta, albino y también los colores pasteles.

Muchos de sus criadores aseguran que la hembra es de mayor tamaño que el macho, pero a simple vista es algo muy difícil de reconocer. Aunque la hembra presenta un pequeño cambio en los huesos de la pelvis, ya que estos están ligeramente más abiertos que el de los machos.

Los pichones agapornis personata presentan una variación de color más tenue e incluso las manchas negras que se encuentran en la cabeza, a esta edad grisácea.

 

¿En dónde vive el Agapornis Personata?

El agapornis personata es oriundo de las regiones del nororiente del continente africano, específicamente en Tanzania y Kenia, se calcula a medidados  del siglo XIX (año 1887).

Esta especie de distribuye desde la región de Mbeya y Njombe hasta el lago Manyara y la zona montañosa de Meru. Las grandes sabanas, matorrales y praderas lideran el habitad natural del Personata, a una latitud de 1.100 metros y los 1.800 metros aproximadamente. Los arbustos grandes y frescos como también aquellos espinosos, suelen ser un sitio ideal para sus criaderos de nidos ya que mantienen alejados a ciertos predadores. Se adaptan a climas tropicales y tempestuosos, aunque conviene mantenerlo en climas frescos y medianamente calurosos a la hora de querer criarlos en cautiverio.

Es un ave con un área de distribución muy restringida, aunque en España ha incrementado el número de criadores lo cual puede ser beneficioso, debido a que elevaría la cantidad de esta especie suficientemente en estado de cautiverio.

Subespecies del Agapornis Personata

En la actualidad no se conocen subespecies de esta ave, es una de las nueve especies que pertenecen al género Agapornis, de la familia Psittacidae.

¿Destaca en algo su comportamiento?

Los Agapornis personata son animales con un carácter muy dócil, alegre y amoroso, son conocidos como los inseparables o los pájaros del amor debido a que les encanta y la mayoría del tiempo están en pareja, son monógamos y afectuosos entre sí, por lo que duran con su pareja a lo largo de toda su vida.

Son sociables y amistosos por lo que viven en bandadas compuestas por entre veinte hasta ochenta individuos, incluso pueden ocurrir casos donde varias bandadas de Personata se encuentren en un un perímetro relativamente cerca.

Son aves migratorias ya que se desplazan a nuevas zonas, en los cambios de estación en busca de su alimento. El periodo de cría corresponde a los meses de marzo y abril hasta mediados de junio y agosto. Anidan en pequeñas grietas o en nidos de golondrinas que se encuentran en los árboles.

El nido tiene forma de cúpula, y está constituido por finas y pequeñas ramas, asi como también de restos de corteza que la hembra transporta.

Cuando se dos agapornis personata se convierten en pareja, acuden al nido rápidamente; la hembra generalmente coloca cuatro a seis huevos los cuales están protegidos y custodiados por ella y por el macho, cuyo periodo de incubación se prolonga hasta 21 dias.

Siendo los agapornis parientes de los loros, pueden imitar sonidos aunque escasamente imitan sonidos de seres humanos. También suelen entonar cantos alegres y son muy bien apreciados por las personas, y aún más cuando no están acostumbradas a la presencia de esta especie tan hermosa y exótica.

¿De qué se alimenta esta especie?

El alimento más común y más buscado por los Agapornis personata son las semillas de Acacia, las cuales recogen directamente desde el suelo, las bayas, frutas y verduras frescas también forman parte de su alimentación.

En estado de cautiverio es recomendable suministrar a los pichones vitamina C y minerales, también semillas de girasoles.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *