Perdiz Árabe

La perdiz árabe, una especie de ave “Galliforme”, cuyo nombre científico es “Alectoris melanocepahala” y es una especie perteneciente a la familia “Phasianidae”, a la cual podemos encontrar en los parajes desérticos de Yemen, Omán y Arabia Saudí.

Es una especie muy común y conocida en las áreas en las que reside, y que, en la actualidad, se ha introducido en Pakistán. Es un ave reconocida gracias a su llamativo plumaje.

Esta ave tiene un muy amplio rango y es común en muchas partes de Asia. En la actualidad, no se tienen datos sobre el tamaño total de la población, sin embargo, se sabe que la tendencia poblacional parece ser constante, y que no parece haber una baja existencia de ejemplares de la especie. Debido a esto, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha determinado que el estado de conservación del ave está clasificado como una especie con “preocupación menor”

La perdiz árabe, como su nombre lo indica, es originaria de Arabia Saudita, y se ha extendido su hábitat hasta Yemen y el oeste de Omán. Durante un tiempo, fue considerada como un género aparte, debido a que es la primera que se separa del tronco común de las perdices. Sin embargo, hoy se sabe que está estrechamente relacionada con el resto de las “Alectoris”, en especial con la perdiz moruna. Sin embargo, esto no es impedimento para que se cruce con la perdiz griega y, más comúnmente, con la “Gorginegra”.

Tamaño y características de la perdiz árabe

La perdiz árabe puede llegar a medir entre 30 y 33 cm, y pesa alrededor de 750 gramos. No existen diferencias entre los machos y las hembras en su plumaje, sin embargo, las hembras son más pequeñas que los machos.

Sus plumas son grises, exceptuando las de los costados de su estómago, en los cuales podemos ver plumas de color negro y blanco. Desde su cuello y hacia arriba, las plumas se vuelven blancas, desde la garganta, y llegando hasta la cabeza y el pico. La corona y nuca son negras, y tienen una gran franja blanca sobre el ojo, que está separada del mentón, que es blanco, y la parte superior de la garganta por una estrecha línea negra. Sus patas y el pico son color rosa.

¿En dónde vive la perdiz árabe?

Los países en donde se asienta la perdiz árabe son Omán, Arabia Saudí, Yemen y Pakistán. Se ubican en los montes Sarawat, que es una gran cadena montañosa que recorre la península arábiga y que llega hasta Yemen. También es posible encontrar a la perdiz árabe asentada desde el este de la costa yemení hasta Omán. Su hábitat lo componen las laderas y llanuras, un terreno pedregoso, así como colinas, montañas y planicies de tierras altas, y viven en lugares con una altitud de hasta 1800 metros sobre el nivel del mar, sin embargo, viven cerca del mar para ser capaces de obtener alimentos.

 

Subespecies de la perdiz árabe

Se le han reconocido dos subespecies: La “Alectoris melanocepahala melanocephala”, que habita en la zona Sur de Arabia y en el oeste de Arabia Saudí; y la “Alectoris melanocepahala guichardi”, que se puede encontrar en Yemen y Hadramut.

Comportamiento de la perdiz árabe

Su época de reproducción es entre marzo y mayo, sin embargo, algunos ejemplares lo hacen entre abril y noviembre. La nidada consta de 5 huevos, y la hembra pone, por lo general, 1 huevo diario. Estos son incubados en una cavidad que hace entre el pasto, con ayuda de sus fuertes patas y pico. El periodo de incubación dura aproximadamente 21 días, y los huevos son incubados solamente por la hembra, mientras que el macho se encarga de cuidar el nido y a las crías.

Los pichones son cuidados por ambos padres hasta cumplir dos semanas de vida, cuando ya son capaces de volar y abandonan progresivamente el nido para tantear el territorio externo. Después de haber cumplido un mes de edad, abandonan el nido por completo.

No es un ave excesivamente violenta. Han sido observados compartiendo territorio con otras especies de aves sin mayores complicaciones. Sin embargo, se sabe que, en época de reproducción, o cuando siente que sus crías puedan estar en peligro, se vuelve muy territorial y agresivo.

¿De qué se alimenta esta especie?

La dieta de la perdiz árabe consiste básicamente en material vegetal, como hierba mediterránea, semillas así como pequeños insectos invertebrados que captura al nivel del suelo, son muy pocas las ocasiones en que se la puede ver cazando insectos al vuelo.

https://www.youtube.com/watch?v=7LgRfnEf1l0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *