Imagen relacionada

 

Los búhos son aves muy controversiales; pueden inspirar un poco de temor por ser animales nocturnos, pero son aves que para muchos representan la sabiduría.

Otra de las habilidades que hacen que los búhos sean aves nocturnas por excelencia es su capacidad para ver en condiciones de poca o escasa luz.

Aunque pueda parecer un poco extraño, es posible tener un búho domesticado, siempre que aprendas a conocerle, cuidarle y alimentarle, así que vamos a explicarte qué necesitas saber para cuidar de un búho como mascota. 

¿Qué es un búho?

El búho es un ave de la familia de los estrígidos, lo que quiere decir que forma parte del grupo de aves que están adaptadas a una vida nocturna, al igual que las lechuzas, los mochuelos y cárabos.

Existen unas 200 especies de búhos y muchas veces esta ave suele confundirse con las lechuzas; sin embargo, existen algunas diferencias muy claras entre unos y otras, lo cual explicaremos más adelante.

 

¿Cómo es un búho?

El búho es un ave rapaz, del orden estrigiforme, que se caracteriza por tener unas plumas que se asemejan a orejas, pero no lo son; el iris del ojo de un búho es de color naranja o amarillo, lo que les hace destacar en su cara. Algunos los tienen de color marrón; siempre son muy brillantes.

La cabeza del búho es redonda y más grande que la de una lechuza; la de esta última tiene forma de corazón y, además, la lechuza pertenecen a la familia tytonidae. Las patas del búho suelen ser más pequeñas que las de una lechuza.

En cuanto a su vista, los búhos tienen ojos fijos, es decir, que sólo pueden mirar hacia el frente, pero su cabeza es única, pues le permite rotarla hasta un ángulo de 270°, para suplir la forma en que están configurados sus ojos y poder tener un ángulo de visión óptimo y eficiente para su vida en medio de la noche.

El peso y tamaño del búho varía según la especie y el hábitat donde se desarrolla, pudiendo pesar desde 60 gramos hasta unos 4 kg, y midiendo entre 25 cm, los ejemplares más pequeños y jóvenes, a 70 cm.

El plumaje del búho es moteado, en tonos marrón y blanco; su cola no es muy grande, aunque tampoco es diminuta. El búho es robusto y de tamaño medio.

Poseen un pico fuerte que les resulta muy útil para controlar sus presas y luchar contra sus depredadores.

 

Resultado de imagen para buhos

 

Fotos e imágenes de búhos

buho en reposo
« 1 de 5 »

Tipos de Búhos

A continuación puedes todas las variedades de búhos que existen.

 

¿Cómo suele ser el comportamiento del búho?

El búho es un ave adaptada a la vida en la noche; durante el día, sólo pasa las horas descansando, pues no es hasta llegado el atardecer, cuando el sol se va escondiendo, que comienza a moverse y a estirar sus alas y patas para prepararse para salir llegada la noche.

Los búhos pueden cazar y volar en la noche y cerca del amanecer; posee un oído y una visión especial y útil para movilizarse cuando no hay nada de luz. Su oído es agudo, lo que le permite diferenciar sonidos lejanos.

Sus alas no emiten ningún sonido al moverlas y volar, y así consigue cazar sin que su presa sepa que se está acercando. Estas están configuradas para eliminar el mínimo de flujo de aire que atrapa entre ellas al moverlas.

No son aves que anden en bandadas, ya que no son muy sociables, sino más bien solitarias. Nunca los verás cazando en grupo.

El búho es un ave muy territorial; aunque no es agresiva, podría emitir algunos silbidos o chasquidos si se siente invadido o amenazado; entonces, desplegará sus alas y emitirá sonidos con su pico.

Su vuelo puede ser algo lento, pero uniforme y constante. Para comunicarse, emiten sonidos y gritos muy activos y prolongados. Poseen dos sonidos característicos, uno para cortejar a la hembra durante la época de celo y otro para marcar su territorio. Cuando están en el tiempo de reproducción son muy vocales.

El carácter del búho es paciente, por lo que esperará durante varias horas cuando está observando alguna presa, para luego llegarle de sorpresa. Es planificado y cauteloso.

 

 

¿Cuánto vive un búho?

Lo búhos pueden vivir unos 10 años, pero esto dependerá de la especie; existen algunos registros que muestran que algunos no alcanzan los 10 años, mientras que otros han logrado vivir hasta 20 años.

¿Dónde vive el búho?

Los búhos viven en árboles y troncos donde hallen un nido cómodo que les permita descansar durante el nido; generalmente, a gran altura. Las zonas boscosas suelen ser sus lugares favoritos, aunque algunas especies ya se han ido adaptando a hábitats dentro de selvas tropicales o húmedas.

Los búhos son eficientes buscando nido y pueden adaptarse a distintos sitios, incluyendo matorrales, madrigueras, establos, etc.

 

Imagen relacionada

 

¿Qué come el búho?

Lo búhos, por ser aves rapaces, al igual que el águila, son hábiles cazando y buscando alimento; su pico y su visión son las dos armas más letales de esta ave. Suelen comer animales de pequeño tamaño, como por ejemplo caracoles, insectos, arañas, algunos reptiles y anfibios.

Los búhos también comen ratones, por lo que han ayudado a equilibrar la proliferación de estos en grandes ciudades. De manera general, pueden comer animales muertos o vivos.

Tipos más comunes de búhos

  • Búho pigmeo del norte
  • Tecolote flameaado
  • Autillo guatemalteco
  • Tecolote del balsas
  • Búho campestre
  • Búho manchado del norte
  • Búho chico
  • Búho real
  • Tecolote barbudo
  • Autillo pacífico
  • Búho moro

Los géneros más comunes son bubo, asio, glaucidium, mimizuku y pseudocops.

Las especies de búhos en extinción son el búho manchado del norte, el búho de madriguera y el búho nival.

 

 

¿Cómo saber si un búho es macho o hembra?

No hay diferencias muy marcadas entre un búho hembra y uno macho, aunque sí hay ciertos aspectos que se pueden considerar si se observan detalladamente; las hembras suelen ser más fuertes, robustas y corpulentas que el macho, por ejemplo.

Aunque el canto de la hembra es más ronco o agudo, los sonidos son los mismos, pero un experto en búhos podrá notar esta diferencia tan pequeña.

Algunas especies de búhos presentan una envergadura de mayor tamaño en las hembras que en los machos.

¿Cómo es la reproducción del búho?

El tiempo de cortejo de los búhos es muy distintivo y hasta digno de admirar, pues ellos no llegan con las manos vacías; el macho se acerca a la hembra que desea conquistar con algunos presentes, como presas para su alimentación por ejemplo. También emiten llamados y sonidos muy intensos y realizan algunas acrobacias mientras vuelan.

Si la hembra recibe el presente del búho macho, entonces ya pronto se dará el apareamiento, pues esta es la principal señal de que ha aceptado los cortejos.

Los búhos son aves monógamas, así que permanecerán toda la vida con una misma pareja. La cantidad de huevos que pone en cada apareamiento está entre 3 y 5 huevos, aunque hay casos en que algunos ejemplares logran poner hasta 6, sobre todo si han tenido una alimentación adecuada y abundante.

La incubación dura un mes o hasta 34 días y ambos padres se encargan de alimentar a sus crías y de calentarles el nido, así como de protegerlo de algunos invasores y depredadores. Llegada la semana 10, aproximadamente, ya los recién nacidos empiezan a practicar el vuelo y sus padres les guían y ayudan en el proceso.

 

¿Qué enfermedades puede tener el búho?

  • Aspergilosis: es una enfermedad de origen micótico que, si no se trata a tiempo y se le pone tratamiento al búho, puede causar la muerte del ave.
  • Nematodos: es una enfermedad que también se conoce también como capillaria, y es causada por los gusanos amulata capillaria, los cuales atacan el buche del ave y parte del intestino.
  • Coccidiosis: esta enfermedad es producto del protozoarlo, un parásito que invade el aparato digestivo del búho y otras aves. Los trematados son también parásitos que suelen invadir el intestino de esta ave.
  • Triconiasis aviar: esta enfermedad afecta el tracto digestivos de las aves y es producida por hongos; muchas veces es fácil de contagiar a las demás aves, por lo que se necesita colocar un tratamiento de manera urgente, o terminar por sacrificar el búho.
  • Liendres: son comunes en las aves, al igual que las pulgas y garrapatas, por lo que hay que revisar al búho para asegurarnos de que está bien aseado y que estos invasores no han aparecido en su plumaje y piel. Cuando un ave tiene algunos de estos, es común que tenga una piquiña continua, desesperante, que le haga querer arrancarse las plumas.
  • Ascaris: son gusanos a los que les gusta entrar en el aparato digestivo de las aves, haciendo que estas bajen de peso y no tengan ganas de ser alimentados.
  • Haermoproteus: infección producto de la aparición de moscas planas. Esta enfermedad es común en las palomas.
  • Muda francesa: es un síntoma de que otras enfermedades pueden estar presentes en el búho y se evidencia cuando el búho muda su plumaje antes de tiempo, pues es común que mude las plumas una vez por año.
  • Escherichia coli: es producto de restos fecales que se acumulan en la jaula de las aves.
  • Apoplejia: son dolores que contraen los músculos de las aves; esto es normal en las aves cuando se capturan.
  • Herpes, depresión y deshidratación.

Resultado de imagen para buhos

 

¿Qué cuidados necesita un búho como mascota?

Primero que nada, debes investigar si los búhos están prohibidos como mascotas en tu país, pues en algunas naciones no está permitido su caza, domesticación y venta. De no ser así, o de poder tenerlo a través de una documentación, entonces considera lo siguiente:

  • El tamaño de la jaula donde vayas a ubicar a tu búho es de suma importancia, pues ellos necesitan una jaula grande donde pueda sentirse cómodo y en un ambiente tranquilo, sobre todo durante el día cuanto este la pasa descansando.
  • La limpieza de la jaula es un aspecto relevante si quieres alargar el tiempo de vida del búho, pues la mayoría de las enfermedades de las aves en cautiverio aparecen producto de la mala limpieza, por ejemplo, es necesario recoger los restos fecales del ave, así como los de alimentos para evitar la aparición de ácaros, gusanos, garrapatas y piojos.
  • La ubicación de la jaula también te ayudará a hacer que el búho se sienta cómodo y pueda adaptarse rápidamente a la vida en cautiverio. Esta puede colocarse en el exterior, donde reciba algo de luz solar pero sin que le lleguen los rayos del sol directamente.
  • Los búhos son animales que llegan a ser muy cariñosos con sus parejas y, por ser monógamos, lo ideal es que compres la pareja de una vez para ayudarle a que no se sienta solo y que pueda reproducirse, pues algunas especies están en peligro de extinción.

El búho es un animal que está amenazado, sobre todo en algunos países asiáticos como Malasia donde son cazados por diversión, al igual que las lechuzas; esto ha hecho que se creen algunas organizaciones internacionales para conservarlos y protegerlos, así que recuerda ser responsable y no ser parte del comercio ilegal; compra búhos que hayan sido criados de forma consciente.

Aunque de forma general el búho no es un ave agresiva, puede tener episodios muy defensivos  y agresivos contigo u otras aves si se siente invadido, incómodo o amenazado. Sus garras son muy fuertes y afiladas, pues es un cazador nocturno que ha aprendido a encontrar presas en medio de la noche, lo que le suma agilidad para el ataque y defensa, así que sé precavido cuando te acerques a su jaula.

Si posees algunas mascotas, como gatos o perros por ejemplo, recuerda cuidar del búho, ya que ellos podrían ser depredadores de tu ave.

La práctica de coleccionar búhos y lechuzas en figuras de poco tamaño se llama ululofilia.

Por lo demás, debes saber que tener un búho como mascota podría ser una experiencia única y gratificante, pues esta ave puede llegar a ser cariñosa contigo cuando te ganes su confianza; además, te permitirá adiestrarla hasta el punto en que ya no necesites tenerla en una jaula y puedas disfrutarla en plena libertad en tu casa.