Buho nival

Existe una especie de búho, tan hermoso y agradable a la vista, que se ha convertido en el preferido de los libros ilustrados y las películas de hollywood.

Se trata de Búho Nival o  Bubo scandiacus, una especie muy apreciada por la gran belleza que constituye la blancura de su plumaje.

Se le conoce también como búho de las nieves, búho del Ártico o el gran búho blanco, cuyo aspecto lo hace resaltar sobre las otras especies.

La razón de esto, radica en que es el único búho de coloración totalmente blanca, aunque algunos tienen ciertas manchas de color gris en su cuerpo.

Pero no nos podemos dejar llevar por su aspecto, pues estamos frente a uno de los cazadores más feroces, rápidos y   poderosos de la región biogeográfica polar

 

Tamaño y características

Son hermosos ejemplares, de gran tamaño, quienes llegan a medir entre 53 y 65 centímetros de longitud y a alcanzar entre los  120 y los  150 centímetros de envergadura, lo que hace que observar una de estas criaturas en pleno vuelo, se convierta en una experiencia única y maravillosa.

Una característica curiosa de esta especie, es que carecen de los pequeños picos que sobresalen de su cabeza e que identifican a otros búhos, por lo tanto son de cabeza redonda.

Pero tales picos no son las orejas, el búho nival si tiene oídos,  pero escondidos  entre las plumas de su cabeza y conforman uno de sus sentidos más desarrollados, que le son de gran utilidad para sus actividades de caza.

En su redonda cabeza, resaltan unos grandes ojos dorados, color miel o azules, siempre alerta, siempre observando. Sus ojos, constituyen su mejor arma, pues lo ayudan a identificar su presa a largas distancias, así como a divisar a los depredadores que podrían atacarle.

Como el resto de los búhos, el que hoy nos ocupa, no tiene la capacidad de mirar con gran facilidad hacia arriba o hacia abajo, sin embargo, tiene la gran facultad de mover su cuello y hacer girar la cabeza a 270 º, lo cual, le previene de algún depredador o lo ayuda a cazar sin mayor dificultad.

En cuanto sus plumas, estas son gruesas y pesadas, genéticamente diseñadas para protegerles del inclemente y penetrante frío perenne del círculo polar ártico.

La  característica distintiva de las mismas en esta especie, es el color, que en los machos adultos es  completamente blanco o blanco  puro, y en las  hembras y jóvenes, también de color blanco, pero con algún patrón de motas negras o café en el abdomen, alas o pecho.

Cabe destacar, que el color blanco de sus plumas, incluso con algunos visos oscuros, son el camuflaje ideal para esconderlo, pues su entorno, la mayor parte del tiempo está cubierto de nieve.

Fabrican su nido, directamente en el suelo y comienza a incubar sus huevos y al nacer los polluelos, es la hembra quien se encarga de cuidarlos, permaneciendo en el nido durante un mes seguido, a fin de protegerles del feroz clima y es el macho quien se encarga de buscar alimentos para todos.

En donde vive

El círculo polar ártico y las regiones más frías de América y Europa, específicamente la    tundra.

Es fácil verlos en la tundra durante todo el año, incluso en la época de frío extremo, pues su cuerpo está diseñado para soportar muy bajas temperaturas, en especial sus alas, las cuales les proveen del calor necesario para vivir.

No son aves migratorias, por lo tanto, permanecen en su hábitat, de manera inalterable, sin mudarse y sin hacer largos viajes.

La única circunstancia que los hacer realizar alguna mudanza o viajes muy largos, es la escasez de alimentos, por lo cual se les puede ver eventualmente en los bosques de Alaska e incluso en algunas zonas de California durante el invierno.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

El búho nival es tímido y no le gusta relacionarse con el ser humano, aunque no es agresivo, prefiere permanecer escondido en su entorno.

Para ello se mimetizan con la nieve, ayudados por su plumaje, incluso, en los días menos grises, es muy difícil encontrarlos a primera vista en la tundra.

Emiten sonidos, sólo para atraer pareja, por lo que escucharlos, es bastante difícil, aun y cuando el timbre de los machos es bastante grave y audible, por la hembras quien emite un sonido agudo y penetrante.

Son solitarias, pero cuando encuentran pareja, lo hacen para toda la vida, es decir que son aves monógamas, que además se sienten muy agradadas en espacios abiertos, donde puedan volar con gran libertad.

¿De qué se alimenta esta especie?

Pueden sobrevivir cazando aves de menor tamaño y peces, pero su plato preferido, lo constituyen las liebres y algunos otros roedores de las nieves, como los lemmings, que habitan en las tundras, en la taiga y praderas árticas.

Cuando las temperaturas son algo permisivas, puede comer huevos que algunas aves acuáticas, como los cisnes, dejan en sus nidos mientras nadan.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *