Carabo norteamericano

El cárabo norteamericano, es un tipo de búho, que podemos encontrar en un buen número de lugares, todos ellos, obviamente, en Norteamérica.

La mayoría de ellos viven en los Estados Unidos de Norteamérica, en especial en el estado de La Florida.

No obstante, también se pueden ver fácilmente en algunas zonas de Canadá, México e incluso en el país Centroamericano de Guatemala.

Emiten sonidos muy particulares, los cuales son fácilmente identificables por quienes viven cerca de su hábitat.

Son tan bonitos y nobles, que las personas prefieren observarlos en su entorno natural, antes que tenerlos en jaulas.

Tamaño y características

Un elemento  adulto, completamente desarrollado del Carabo Norteamericano, alcanza una medida  de entre 40 y 63 centímetros, con una  envergadura de entre 96 y 125 centímetros.

Su peso puede ser desde medio kilogramo, hasta un kilo y cincuenta gramos. Por lo tanto entra en el rango de aves de tamaño medio a grande. Llama la atención que las hembras son más  más grandes y pesadas que los machos, siendo esta una de las diferencias más importantes entre géneros.

​El rostro del Carabo Norteamericano, es sumamente particular, con una exacta disposición de las plumas, cuyos colores claros y oscuros  forman un patrón perfecto, que van formando círculos alrededor de los ojos, que se van agrandando hasta cubrir toda la cara y llegar hasta la cabeza.

Al contrario de otras especies de búhos, quienes tienen los ojos amarillos, resaltan en su cara,  unos ojos café,  profundamente oscuros, que dan paso un pequeño pico amarillo.

Las parte superior de su cuerpo está poblada con algunas plumas grises y otras de color marrón que se entrelazan y ofrecen un tono difícil de encontrar en otras especies. Mientras que el pecho y el vientre, son un poco más claros, aunque marcados con barras horizontales oscuras en la parte superior y en la parte baja, las barras son verticales, haciendo curiosos  patrones muy llamativos.

Es impresionante, como las plumas cubren los muslos y van bajando hasta cubrir completamente sus piernas, hasta las garras.

Su redonda cabeza, con ausencia de picos, hace pensar que no tiene orejas, sin embargo, las tiene, aunque un poco escondidas en el plumaje, por lo tanto no son muy visibles, desde determinados ángulos.

En donde vive

Su sitio de preferencia para vivir, son los densos boques y montañas canadienses, donde hay   grandes árboles perennes, como el abeto,   el bálsamo, los pinos  y el cedro; también su vida se puede desenvolver fácilmente los extensos terrenos arborizados  del este de Estados Unidos, donde puede encontrar clima agradable en torno al  golfo de México, la Florida y puede extenderse hasta el interior a lo largo del río Misisipi.  Por otra parte, se le puede ver con mucha frecuencia en el sur de México y el norte de Guatemala.

Así también se han registrado bandadas de ejemplares en zonas urbanas y suburbanas, pues la escasez de alimentos, los hace ir en búsqueda de algunos frutos en patios de viviendas, en parques con árboles frutales, e incluso, en algunas zonas, se ha registrado la caza de roedores por parte del carabo norteamericano.

Esta especie es sumamente numerosa y no se encuentra en lista alguna, referente especies en extinción, sin embargo, su llegada las ciudades, donde se refugia  en los árboles que adornan grandes avenidas, ha aumentado el peligro de atropellamiento de búhos por parte de los automóviles que se desplazan a grandes velocidades por la ciudad.

No obstante, el alto porcentaje en la tasa de natalidad de la especie, se equilibra con las  muertes por el fuerte impacto de los automóviles.

Subespecies 

  • Strix varia georgica
  • Strix varia helveola
  • Strix varia sartorii
  • Strix varia varia Barton

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Estamos en presencia de una especie con gran sentido de pertenencia, lo cual la convierte en un ave sumamente territorial, lo que la lleva a ser agresiva con todo aquel que invada sus dominios. Si un miembro de la bandada es molestado, los demás responden a su llamado y van en su ayuda inmediatamente.

Es un animal de costumbres nocturnas, que pasa la mayor parte del día descansando en la rama de algún árbol o  durmiendo, para tomar reponer las fuerzas que necesita para salir en la noche a cazar.

En época de reproducción, el macho emite ciertos sonidos para llamar a su pareja y comenzar el apareamiento. Construye un nido, aprovechando cavidades naturales  en los árboles, o las realizadas por pájaros carpinteros o por picamaderos. En ella realizan la puesta, que por lo general, está constituida por dos a cuatro huevos,  que son  empollados por la hembra, durante cuatro semanas y cinco semanas más tarde, los polluelos abandonan el nido.

¿De qué se alimenta esta especie?

El cárabo norteamericano se alimenta de las presas de su caza, conformada por  ratones,  musarañas, ardillas, conejos, murciélagos, topos y comadrejas.

También puede alimentarse de otras aves, más pequeñas, como pájaros carpinteros,  codornices y  palomas. Cuando se acostumbra a cazar en granjas y fincas, puede llevarse algunos pollos e incluso patos.

En algunas ocasiones, aprovecha los ríos y lagos, para capturar peces, pequeñas tortugas, cangrejos  y hasta  ranas.

Lagartos, salamandras, babosas, escorpiones, escarabajos, grillos, y saltamontes, no escapan de los gustos gastronómicos de este búho, quien no desperdicia la oportunidad de tomar como alimento, cualquier criatura susceptible de ser cazada, ya que su dieta es bastante variada.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *