Cisne de Bewick

El cisne de Bewich, cuyo nombre científico es “Cygnus columbianus bewickii” es una subespecie de ave acuática, palmípeda, anseriforme perteneciente a la familia “Anatidae” y de la tribu “Anserini” también es conocida como “cisne chico” o “cisne pequeño” y tiene una belleza muy particular. Se distribuye principalmente en Europa y Asia.

Tamaño y características del cisne de Bewich

Su apariencia es similar a los cisnes cantores, aunque esta especie tiene el cuello más corto, son más pequeños y su cola es recta y corta. Sus ojos son pardos así como sus tarsos y sus patas son de color negro. Se diferencian de los cantores por los parches de color amarillo en sus picos, que no alcanzan a llegar hasta las narinas Cuando son jóvenes tienen un plumaje marrón grisáceo, que luego cambia a través de mudas parciales durante el verano posterior a su nacimiento, hasta llegar a obtener un plumaje completamente blanco al llegar a la adultez

A pesar de ser más pequeños que el cantor, son aves de gran tamaño, los machos pueden llegar a medir 1,40 metros de largo y suelen tener un peso promedio de entre 6,4 a 7,8 kilogramos, mientras que las hembras llegan a pesar hasta 5,7 kg.

Su plumaje es blanco, y su pico es amarillento anaranjado, distinguiéndose una sección definida, la puta del pico es de color negro. La única diferencia entre macho y hembra es el tamaño.

Los picos de las aves jóvenes no tienen el característico color amarillo y su graznido es similar a la de los cisnes cantores, pero menos ruidosa, con cierta similitud a un ladrido. Es un ave de vuelo veloz, que raramente vuela en formación y el movimiento de sus alas carece de sonido, ya que no las arquea de manera agresiva.

En dónde vive el cisne de Bewich

El cisne Bewich está distribuido entre Europa y Asia, encontrándose en Rusia, Países Bajos e Islas Británicas entre otras. Es habitual encontrarlo en parques o jardines con tanques. Esta especie migra hacía el Mar Blanco, Estonia, el estuario del Río Elba en los Países bajos y las Islas Británicas. Las poblaciones de esta especie que habitan en el este de Rusia y Siberia invernan en Japón y China.

En Finlandia se observa la migración desde finales del mes de septiembre y hasta diciembre y entre abril y mayo. Ocasionalmente invernan en Finlandia, sin embargo muchas se dirigen a las costas del sur de Suecia, Dinamarca y el mar del Norte.

Existe una colonia protegida de los cisnes Bewich en Wildfowl and Wetlands Trust en Slimbridge, Reino Unido.

Comportamiento del Cisne de Bewich

Estas aves son una especie monógama, que elige a su pareja un año antes del apareamiento. La reproducción se realiza alrededor de los 5 o 6 años y durante la primavera boreal. Son aves sociales que viven en bandadas para proteger más fácilmente a sus crías, aunque otras prefieren vivir en solitario y controlar su territorio. Suelen alimentarse tanto de día como de noche.

Habitualmente los cisnes Bewich hacen sus nidos en las orillas de lagos, estanques o humedales, o en tierra firme, a poca distancia de la costa, pero no lo hacen en Finlandia, sino en las regiones de la tundra ártica del noreste de Rusia y Siberia. La hembra suele poner entre tres a cinco huevos, blancos o color crema, sobre una gran pila de vegetación, de mayo a finales de junio y posteriormente se encarga de su incubación por un periodo de un mes aproximadamente.  Por su parte el macho vigilará y protegerá a su familia.

Los polluelos suelen abandonar el nido rápidamente, ya que siguen a su madre desde pequeños para aprender a alimentarse. El macho los acompañará y les enseñará la mejor manera de obtener sus alimentos. Las aves jóvenes aprenden a volar entre los 40-45 días de haber nacido.

¿De qué se alimenta esta especie?

Fundamentalmente se alimentan de plantas acuáticas, como plantas de estanques, zostera, pastos dulces y pastos costeros. Para obtener su alimento nadan por el estanque, moviendo las patas rápidamente para remover las plantas que están en el fondo. Esta acción debilita las raíces de las plantas y les permite arrancarlas con sus picos.

Sin embargo, a partir del siglo XX se ha notado un cambio en su alimentación, particularmente en los meses de invierno, época en que se les ve acudiendo a los campos de cultivos, a pesar de que se desconocen las razones de este cambio inusual de hábitos que se están presentando en varias especies.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *