Codorniz Japonesa

Codorniz Japonesa

La codorniz japónica pertenece a la familia de los Phasianidae. Aunque es conocida con la denominación de codorniz japonesa. Es una especie que se ha extendido por todo el continente asiático, donde se puede apreciar en Siberia, Japon, China, Laos, Correa o Vietnam.

La codorniz japonesa fue introducida con gran éxito y debida a su fama como una estupenda ave de cría. En el occidente, en países como Italia. En España también fue introducida, pero para la caza. En especial la Codorniz Japonesa es una de las mejores aves para criar en cautividad.

Tamaño y Características

Se trata de un ave de tamaño medio, que mide alrededor de los 19 centímetros y pesa unos 90 gramos cuando está en estado de salvaje. Cuenta con un dimorfismo sexual, pues los machos presentan colores en la cabeza y la garganta que los carecen las hembras.

El color natural de esta bella codorniz es un color amarillento y amarronado, con su zona ventral mucha clara, donde se destaca una línea blanca por encima de sus ojos de ambos laterales de la cabeza. Sus patas de color anaranjado con un pico con un tono grisáceo.

Debido a su gran fama, la codorniz japonesa se ha mezclado con otras variedades de la misma especie de codornices, dando lugar a distintas mutaciones blancas, con manchas irregulares o de color perlado.

 

En donde vive

La codorniz japonesa es nativa del extremo oriente. Es una de las especies de aves que son migratoria que cría en Manchuria, el suroeste de Siberia, el norte de Japón y la península de Corea, y que emigra para pasar el invierno en el sur de China. Laos, Vietnam, Camboya, Myanmar, Brutan y el extremo oriental de la India Anida en praderas y campos de cultivos.

Subespecies de la Codorniz Japonesa

No se encontraron sub especies de la codorniz japonesa, se cree que como es un ave que vive muy poco tiempo, o porque son muy solicitadas para mantenerlas en cautiverio, ya que suelen ser aves migratorias.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

En lo que a su reproducción se refiere, se considera que una codorniz japonesa es adulta a las 6 semanas de vida, y por lo general ya pueden comenzar a reproducirse a los 50 días de edad. En su primer año de vida, una hembra puede llegar a poner hasta los 200 huevos en el primer año de vida.

La reproducción en cautividad en muchas ocasiones se torna poco exitosa, salvo que se cuente con unas y muy buenas instalaciones en las que pueda ejercitarse y formar parejas. Ponen los huevos en hoyos que confeccionan en el suelo, la medida puede superar los ochos huevos, la eclosión se produce en el trascurso de 17 a 20 días.

Tras la eclosión los pollos requieren del calor los primeros días de vida, que en muchas ocasiones es proporcionado por la madre, pero si no arropa a las crías será necesario una fuente de calor, lámparas infrarrojas, tendrá que ser necesario el uso de incubadora.

No obstante es un ave que vive muy poco tiempo. Hay algunos ejemplares que han llegado hasta los 6 años de vida. Pero por norma, estos codornices suelen vivir dos años y medio, especialmente se la tiene únicamente como ave ponedora de huevos. Conseguir que ponga huevos no es bastante complicado.

De hecho varios expertos han demostrado que tener un único macho en un corral, con dos o tres hembras, garantiza una fertilidad de un 95%. Además cuando tengan a sus crías apenas habrá que hacer nada para mantenerlas, pues serán los padres que se ocupan de ellas.

Codorniz Japonesa

 

Lo único de lo que hay que asegurarse es que las crías de la codorniz japonesa cuenten con un bebedero más pequeño y más profundo en el que no vayan a ahogarse. En su estado salvaje el comportamiento de la codorniz japonesa no es diferente de su estado cuando están en cautividad. Como curiosidad, se  considera aves migratorias en los meses de invierno.

No obstante, los ejemplares japoneses no presentan esta necesidad, por lo que se les considera residentes permanentes en el país. La fama de la codorniz japonesa como ave de cría, está más que demostrado, comenzando porque resulta ser un ave fácil de mantener

¿De que se alimenta esta especie?

La alimentación de la codorniz japonesa, Coturnix japonesa, es granívora, aunque también son consumidoras de pequeños invertebrados, especialmente en época de cría. El agua fresca no les debe de faltar en ningún momento. En época de cría los bebederos no deben de ser demasiado profundo para evitar ahogamiento de los pequeños polluelos.

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *