Imagen relacionada

 

Hablando de la cría de aves exóticas, por ahí sale a relucir un famoso refrán que deja mucho qué pensar: ‘cría cuervos, y te sacarán los ojos‘. ¿Será esto cierto, o a qué hace referencia?

Para salir de dudas, vamos a conocer un poco más a esta ave paseriforme que popularmente es utilizada para hacer referencia a malos presagios o malas consecuencias; sin embargo, vale la pena resaltar que los cuervos, lejos de todo lo que se dice, son aves que pueden llegar a ser muy sociables con los humanos y son las aves más inteligentes que hay.

¿Cómo es el cuervo? ¿Qué come un cuervo? ¿Cuál es su comportamiento? y muchas otras interrogantes en torno a esta expectante ave serán respondidas en nuestro sitio web, así que prepárate para conocerle más a fondo  y aprender cómo cuidar de ellos.

¿Qué es un cuervo?

El cuervo es un ave paseriforme, perteneciente a la familia corvidae y que popularmente se le llama, corneja, cuervo común o cuervo grande; su nombre científico es corvus corax. Dentro de la familia passeriforme, los corvidae posee los ejemplares de mayor tamaño, y los cuervos lideran esta característica.

Dentro de todas las familias de aves y  todos los tipos de animales, sabiendo y considerando que los delfines o de chimpancés se ubican como unos de los más inteligentes, los cuervos acompañan esta lista y, junto a los loros y otros paseriformes, son las aves más inteligentes que hay.

Imagen relacionada

 

¿Cuáles son las características de un cuervo?

El cuervo es muy inteligente, a pesar de que las aves poseen un cerebro muy pequeño, debido a su anatomía,éstas son capaces de provechar toda la capacidad cerebral de manera muy eficiente. Muchos de los mitos acerca de los cuervos tiene que ver con su aspecto un poco temeroso y oscuro.

Los cuervos, en general, tienen el plumaje negro, al igual que las patas y el pico; aunque los tonos de negro pueden variar un poco, en tonos mates o más brillantes, dependiendo de la especie y de la edad. Aunque es de color negro tiene reflejos en tonos azules y púrpuras, que le hacen lucir un poco más elegante e imponente.

Los cuervos son aves robustas, con plumas alargadas en la garganta y una cola muy característica, en forma de rombo. Son de un gran tamaño; un cuervo mide entre 50 y 70 cm; de hecho, son el grupo de aves más grande que hay; dentro de su misma especie, el cuervo imperial es el de mayor tamaño.

Otra característica importante es que suelen abrir las alas con gran majestuosidad, lo que les hace lucir más grandes y fuertes. Pueden abrir sus alas con una envergadura que alcanza desde los 115 cm hasta los 160, en los machos, y alcanzan hasta un peso de 1.7 kg.

Es común confundir un cuervo con una corneja; esta última se diferencia en que posee una cabeza más ancha y planada que la del cuervo, pero a simple vista, o mientras están volando, es difícil diferenciarlos si no se es un profesional en el área de la ornitología.

Su vuelo es similar al de las aves rapaces.

Fotos e imagenes del Cuervo

Cuervo en busca de agua
« 1 de 5 »

Tipos de Cuervos

Aquí puedes ver todas las especies de cuervos que existen.

¿Cómo suele ser el comportamiento de un cuervo?

Los cuervos son muy inteligentes y planificados; algunos estudios han demostrados que estas aves tienen la capacidad de ‘hacer planes’ antes de ejecutar acciones; por ejemplo, pueden hacer planes para encontrar alimento o proteger su nido.

Algunos cuervos lanzan los alimentos que no pueden romper, por ser de corteza dura, hacia la carretera para que los coches los abran al pasarles por encima; también, utilizan algunas ramitas de árboles para comer ciertos insectos.

Estos estudios afirman que los cuervos han superado algunas pruebas de lógica o destreza con facilidad y que saben reconocer a las personas que desean hacerles daño o los que van en plan de amistad con ellos.

Estas aves pueden ser muy sociables con el ser humano, pero tienen problemas para relacionarse con otras especies, pues pueden atacarlas, sobre todo si se sienten invadidos en su territorio o si deben compartir el alimento. Algunos cuervos arrojan rocas sobre quienes se acerquen a sus cuevas o nidos.

Imagen relacionada

 

Los cuervos son buenos imitadores y posee un ‘lenguaje’ complejo; imitan sonidos que oyen con frecuencia al estar en cautiverio, incluyendo la voz humana, la que también aprenden a reconocer. Poseen gritos, crujidos y sonidos distintos para varias situaciones; por ejemplo, el cuervo emite gritos de persecución, de alarma y de vuelo.

Tienen un sentido de intuición muy bien desarrollado y son capaces de observar con mucho detenimiento los lugares donde otros ejemplares guardan comida para luego regresar al sitio y tomarla.

Al volar, el cuervo realiza muchas acrobacias, por lo que se pueden reconocer con facilidad; su vuelo es divertido y muy enfático en cuanto al modo de volar y desplazarse; muchas veces abre sus alas con cierta majestuosidad y confianza.

Se sienten atraídos por objetos desconocidos, sobre todo si esto son brillantes y si su forma es semejante a la de los huevos. Son juguetones, entre ellos mismos o con otros tipos de animales.

Además, los cuervos son cariñosos con sus parejas y sus crías.

Un comportamiento usual del cuervo es que éste es capaz de ocultar objetos brillantes que llamen su atención, incluso hasta pelotas de golf.

 

 

¿Qué come un cuervo?

El cuervo come de todo, prácticamente; puede conseguir comida en cualquier tipo de hábitat, sean verduras y frutas o hasta semillas y carroña. Se les ve comiendo restos de la comida humana sin ningún problema, pues no presenta problemas en cuanto a digestión como la mayoría de las demás aves. Pueden comer otros animales muertos, o hasta vivos, pues los cuervos son hábiles cazando y atacando.

Algunos peces, aves no voladoras, arañas, sapos, serpientes e insectos suelen estar entre su dieta regular.

Por se aves omnívoras, pueden comer la cantidad de carne que quieran. Comen la placenta que deja el ganado y también juegan un papel importante en el control de plaga, pues comen los insecto, las larvas u otros invasores que se acercan a destruir los cultivos.

Si tienes un cuervo como mascota puedes alimentarle con trigo, bayas, frutos secos, cereales, frutas frescas, hortalizas, peces, restos de comida, etc. Los cuervos suelen verse husmeando en los montones de basura en busca de alimentos y comen animales muertos que encuentran en las calles.

El pico es su principal arma de cacería, pues con el ataca a las presas débiles, rompe semillas y picotea las frutas y verduras. Los polluelos son unos de los alimentos favoritos de los cuervo, pues éstos son indefensos y el cuervo logra neutralizarlos con su pico con mucha facilidad.

El cuervo busca alimento en los mataderos, granjas y en el campo donde hay ganado, y las heces de los animales no escapan de su dieta alimenticia.

¿Un consejo de belleza? ¡Una mascarilla de hormigas! Algo muy común en el cuervo es que mastica hormigas y las convierte como en una especie de pasta que luego se echa sobre su plumaje, para aprovechar el ácido fórmico de estas y evita que pulgas, garrapatas, insectos o bacterias se alojen en él.

¿Cuánto vive un cuervo?

El cuervo puede vivir entre 10 y 12 años cuando está en libertad, pero esta esperanza de vida podría aumentar hasta 15 años, en cautiverio, si recibe una alimentación y un cuidado adecuados. Algunos ejemplares de cuervos rojos han podido vivir hasta 40 años.

¿Dónde vive el cuervo?

El cuervo tiene preferencia por los climas templados o que no sean muy fríos; se sienten cómodos en bosques de montañas, tundras, llanuras, costas y zonas fluviales. Aunque pueden adaptarse a cualquier clima.

Los cuervos que habitan en lugares más fríos son más grandes que los de las zonas calientes, y su pico también es más grande.

No son aves migratorias, pero sí se ve a los ejemplares jóvenes moverse hacia varios sitios de manera local. Los cuervos están distribuidos en gran parte del planeta, siendo muy comunes en Norteamérica, Europa, Asia, Siberia, etc. Los cuervos jóvenes se asocian en pandillas o bandadas.

El cuervo es un animal que se ha adaptado a vivir entre los humanos, por lo que no tiene problemas con encontrar hábitat en áreas urbanas, donde encuentra una amplia variedad de alimentos de forma sencilla.

¿Cómo saber si un cuervo es hembra o macho?

No existe dimorfismo sexual entre un cuervo hembra y uno macho; la diferencia visual sólo es posible al observar el tamaño de uno y del otro, pues el macho es de mayor tamaño.

 

Resultado de imagen para cuervos

 

¿Cómo es la reproducción de un cuervo?   

A los tres años de vida, un cuervo ya está sexualmente maduro.

Los cuervos, por lo general, están en celo durante finales de invierno y su comportamiento es mucho más activo, haciendo grandes acrobacias y planeos, así como sonidos delante de la hembra.

Pueden caer en picada con las alas sin abrir y a mucha velocidad sólo para impresionar a su pareja, la cual es la misma durante toda su vida, pues al igual que el cóndor andino, y muchas otras especies,  es  un ave monógama. Sólo buscarán otra pareja si no han podido tener crías con su pareja de siempre. 

Luego de que ya la hembra está lista para ceder ante los encantos del macho, viene el momento del apareamiento y la pareja escoge un territorio para fabricar su nido, en el cual vivirán para siempre y defenderán a costa de todo.  Este nido lo fabrican entre los dos.

El periodo de incubación lleva 21 días y la hembra pone entre 3 y 7 huevos. La hembra lleva a su cargo la incubación de tales huevos, mientras que el macho se muestra muy cariñoso con ella y se encarga de cuidarla y alimentarla, así como de vigilar el nido.

Cuando la nueva cría está lista, pasarán unos 40 días junto a sus padres y ambos se encargan de alimentarlos, pues los cuervos recién nacidos van a requerir grandes cantidades de alimento y siempre se notarán con mucha hambre. Algunas lombrices, carroña, insectos y ratones serán parte de su primera alimentación. El macho parece ser muy cariñoso y afectivo con sus crías.

Al cabo de unos 40 días, ya los recién nacidos empiezan a buscar su propio alimento, pero no abandonarán el nido hasta cumplir unos 6 meses de vida.

 

Resultado de imagen para cuervos

 

Tener un cuervo como mascota

No es muy común tener un cuervo como mascota, ¿recuerdas el refrán con el que comenzamos este artículo? Tal vez esa sea una de las principales razones, que los asociamos con aves violentas, traicioneras o que nos van a atacar. ¡Te sacan los ojos como cuervos! Aunque esta frase parece ser un producto holywoodense.

Es cierto que aunque el cuervo es un ave sociable con el humano, también puede ser difícil de adaptarse con otras especies, mostrando una actitud muy violenta y defensiva. Pero tener un cuervo como mascota no es misión imposible.

Puedes adiestrarlo, con mucha paciencia y mostrándole afecto. El momento ideal para comenzar el adiestramiento es cuando está pichón, de unos dos meses más o menos.

Primero debes ganarte su confianza, lo cual sabrás que has logrado cuando ya el cuervo come de tu mano y atiende a tu llamado. Es importante que lleves  a tu cuervo a tu casa cuando está recién nacido, para que se adapte a la jaula; de dejar pasar mucho tiempo, tendrás grandes problemas al tratar de domesticarle.

Al principio, el cuervo te va querer picotear cuando no más te acerques a su jaula y si le dejas salir, intentará escaparse o atacar a otros animales.

Si deseas tener un cuervo y otras aves, es mejor que tengas una jaula sólo para el cuervo, para evitar que se coma a las demás aves o que se sienta invadido en su territorio. La jaula, por lo general, debería ser cuadrada y de gran tamaño, con alguna vegetación y ramas donde él pueda posarse.

Por último, recuerda comprar la pareja de una vez, para que tu cuervo no se sienta solitario; esto favorecerá su adaptación a la vida doméstica. No olvides que la higiene en la jaula será determinante para que el cuervo pueda vivir de manera longeva estando en cautividad, y evita la proliferación de enfermedades en él o que se transmitan a los seres humanos.