Resultado de imagen para gallina

 

Unas de las aves más comunes son las gallinas; muchas personas poseen gallineros en sus casas donde suelen tener variedades de estas y, al mirarlas, es muy fácil darnos cuenta de que existen muchos tipos de gallinas, utilizadas, también, para distintos fines, tales como para que sean ponedoras de huevos, para usos ornamentales o hasta para que sirvan de alimento, pues es una de las aves de mayor consumo a nivel mundial.

Aunque las gallinas parezcan aves muy simples y populares, aquí vamos a conocer cuáles son los tipos de gallinas que existen, cómo es su aspecto externo, qué comen las gallinas, dónde les gusta habitar y qué cuidados necesitan para que se desarrollen y reproduzcan de manera eficiente.

 

¿Qué es una gallina?

La gallina, conocida como gallus gallus domesticus, es una ave perteneciente a la familia phasianidae; es el ave más común y numerosa que exista.

Se llama gallina a la hembra, gallo al macho y pollo a las crías o ejemplares que aún no alcanzan la adultez.

La gallina es un ave originaria del sudeste asiático.

¿Cómo es una gallina?

Las gallinas tienen una medida media de unos 40 cm y un peso entre 2 y 4 kg; se caracteriza por poseer dos protuberancias o carnosidades de color rojo, una cresta en la cabeza y dos lóbulos escurridizos que caen desde su pico, a lado y lado. Se cree que esta imponente cresta es una señal de dominio y firmeza.

Posee una capa de plumas de color dorado que la cubre desde su cuello hasta la espalda.

Las plumas, en general, son de gran tamaño, un poco arqueadas y de tonos oscuros.

Fotos e imagenes de Gallinas

Gallina buscando alimento
« 1 de 5 »

Tipos de Gallinas

¿Cómo suele ser el comportamiento de la gallina?

Las gallinas son aves a las que le gusta andar en grupos; pueden llegar a ser muy escandalosas cuando se sienten amenazadas, sobre todo, pero casi siempre se le escuchará cantando varias veces por día, aunque este canto normal de ellas no es tan escandaloso.

Sus sonidos típicos son una especie de ‘cacaraqueo‘, mientras que el gallo sí emite sonidos más pronunciados, como el famoso quiquiri-quí que suele despertar a más de uno cada amanecer. Las gallinas y los gallos poseen varios tipos de sonidos cuando encuentran alimento o cuando se van a aparear, así como cuando el gallo está en busca de pelea o tiene que defender su territorio.

Resultado de imagen para gallina

Esa frase ‘ como gallito de pelea‘ no nació de la nada, sino debido al comportamiento intenso y agresivo que presentan los gallos cuando deben defenderse. Fuera de esto, son aves tranquilas, no agresivas y que agradan verlas caminar por los jardines y patios.

Una de las acciones de las gallinas que más suelen llamar la atención es que pueden picotear a ejemplares de su misma especie cuando estos sufren alguna herida o enfermedad, causándoles un fuerte daño.

¿Qué come una gallina?

La alimentación típica de una gallina es omnívora, aunque se le puede ver comiendo algunos insectos; sin embargo, su alimentación consiste, más que todo, en alimentos pre-mezclados especiales para ellas, los cuales come varias veces por día. También se les da maíz en granos, arroz, algunas verduras, etc.

Su dieta es amplia y variada, por lo que no tendrás mayores complicaciones para alimentarlas; eso sí, no se les puede alimentar con comidas saladas o carne, porque no les gusta a pesar de que se sabe que ellas no distinguen los sabores de lo que comen.

 

¿Cuáles son las diferencias entre una gallina y un gallo?

Las gallinas presentan un dimorfismo sexual muy marcado con los gallos; éstas, son de menor peso y tamaño y las protuberancias de color rojizo que las caracteriza no son tan imponentes y sobresalientes como en los gallos. La cresta de los gallos es muy visible desde lejos.

Cuando están en periodo de muda de plumaje, las plumas de las gallinas y los gallos son muy distintas; los gallos desarrollan largas, negras en el dorso y anaranjadas en las otras partes de su cuerpo. Los gallos se caracterizan por tener el liderazgo en el grupo, y las gallinas siguen sus instrucciones.

 

 

¿Cómo se reproducen las gallinas?

Las gallinas poseen una reproducción natural muy interesante, pues algunos huevos serán incubados como pollos que nacerán más o menos a los 21 días, cuando termina el periodo de incubación y comienza la eclosión, mientras que otros serán el alimento más común de los desayunos a nivel mundial. Sí, los ricos y deliciosos huevos que suelen comerse de muchas formas y que tanto nos gustan y alimentan.

Una gallina alcanza la madurez sexual entre los 5 y 6 meses; se dice que el gallo la alcanza antes que ella. Puede poner un huevo diario, si es una gallina ponedora; independientemente de que el huevo se fecunde o no.

El acto en el que el gallo se une a la gallina para aparearse o reproducirse se llama ‘pisar’; cuando el gallo está buscando a la hembra baila cerca y alrededor de la gallina, luego la persigue de manera muy intensa, mientras esta huye a diestra y siniestra, hasta que logra alcanzarla y montársele encima, apretándola muy fuerte con sus patas.

Cuando ya el gallo ha logrado dominar a su hembra, busca la posición más adecuada para juntar su cloaca con la de la gallina y así depositar  su saco de esperma, el cual se mantendrá dentro de ella unos 7 o 10 días hasta que se de la fecundación.

La cantidad de huevos fecundados está entre 8 y 10; una vez que ha puesto los huevos, pasará cuidándolos y  empollándolos durante 21 días. Los vigilará y los rotará para brindarles calor por todos lados.

Los pollos tendrán plumaje llegadas las 2 o 4 semanas y permanecerá  bajo los cuidados de su madre por un máximo de 10 semanas; después de esto, salen en busca de hacer su propio nido, pues las gallinas son aves a las que les gusta estar solas en su nido, aunque durante el día andan en grupos.

 

 

Existe reproducción de huevos de manera artificial, lo cual es muy eficiente al contar con el espacio adecuadamente acondicionado y condiciones de temperatura y humedad que garanticen la correcta incubación de los huevos.

A través de este mecanismo es que se logra una alta producción de huevos aptos para el consumo alimenticio. Estas incubadoras han sido diseñadas para brindar calor a los huevos y que estos sean rotados cada cierto tiempo para simular el calor que las gallinas, de forma natural, les brinda cuando los tiene en el nido.

Cuando la gallina se va haciendo vieja, disminuye su capacidad de producir huevos. 

¿Cuánto vive una gallina?

Fuera de la olla, la gallina, gallos y pollos alcanzan un promedio de vida corto; se habla de una vida que dura unos 5 0 10 años, aunque algunas alcanzan vivir entre 12 y 13 años. Pero esto es debatible ya que son propensas a algunas enfermedades que más abajo mencionaremos y, en general, las gallinas, gallos y pollos se crían es para el consumo humano.

Cuando una gallina está bien alimentada y exhibe buen peso, es normal que sirva para la comida familiar de un domingo cualquiera. Esto no significa que algunas personas no las tengan sólo como mascotas.

¿Cómo es el hábitat de una gallina doméstica?

Las gallinas no son aves muy exigentes para en cuanto a su hábitat, pues se domestican con mucha facilidad y se adaptan a vivir en gallineros sencillos donde puedan tener un nido cómodo y cuenten con alimento y agua limpia; cuando se tienen en espacios muy abiertos y con vegetación, les gusta montarse en algunos árboles de pequeña altura donde encuentren ramas para posarse e improvisar un nido.

Cuando va atardeciendo, se resguardan en su gallinero o en el árbol. Es común verlas moverse mucho durante el día, picoteando de lado a lado y sin preocupaciones de que se vayan a perder o que huyan de la casa, pues ellas se desenvuelven bien en semi – libertad, y vuelven a su nido por sí mismas.

Eso sí, los gatos y perros pueden perseguirlas para atacarlas o comérselas, por lo que se debe tener mucho cuidado de las gallinas cuando hay otros animales en casa o cuando están expuestas a ser presas de animales silvestres como faros, comadrejas, serpientes o hasta algunas ratas, entre otros. Esto es común en los campos.

 

Imagen relacionada

 

Tipos más comunes de gallinas

Existen más de 2600 razas de gallinas en todo el mundo; distribuidas en América y Europa, sobre todo. De éstas, hay varias docenas de razas en España. Vamos a ver cuáles son las razas de gallinas más comunes:

  • Gallina de cuello desnudo
  • Gallina Rhode Island
  • Gallina Marans
  • Gallina Plymouth
  • Gallina de Padua
  • Gallina Alsaciana
  • Gallina Borbonesa
  • Gallina Leghorn
  • Talegalo de las Marianas
  • Polla de agua

Resultado de imagen para gallinas

 

¿Qué enfermedades puede tener una gallina?

Aunque ya hemos visto que las aves son, en general, animales muy propensos a una serie de enfermedades, las gallinas, por ser ejemplares muy cercanos a los hogares, pueden ser de las aves que más enfermedades sufren, tales como:

  • Encefalomielitis aviar: es una enfermedad mortal para las aves; las hace tener un caminar muy extraño y le paraliza ciertas partes del cuerpo. No hay tratamiento que pueda combatirla.
  • Bursitis: producto de un virus fuerte y resistente que hace que las gallinas tengan las plumas erizadas y presenten diarrea y temblores continuos; esta enfermedad es difícil de eliminar y parece ser producto de no contar con las condiciones ambientales adecuadas.
  • Viruela aviar: una enfermedad que podría tratarse con antibióticos para ver si la gallina responde de manera positiva, pues no hay un tratamiento formal como tal que resulte eficiente. La garganta, lengua y boca son las partes más afectadas por la viruela aviar.
  • Lombrices, parásitos, piojos, garrapatas, hongos y bacterias son los individuos más comunes que atacan los gallineros, y todos debido a la falta de limpieza, los restos de alimentos que se van pudriendo dentro de él y a los residuos fecales dejados por las gallinas que suelen acumularse hasta formar una dura y putrefacta pasta sobre el suelo que es difícil de lavar y eliminar. Cuando las gallinas tienen piojos o lombrices, se comportan de manera violenta, hasta pudiendo atacarse entre ellas o intentan arrancarse las plumas; las lombrices más comunes, como el cecal y el áscaris afectan negativamente el desarrollo y la productividad de las gallinas, mientras que las garrapatas se fijan a su plumaje, siendo difíciles de despegar. Estas son comunes en los perros, por lo que estos podrían ayudar a transmitirlas a las aves.
  • Bronquitis infecciosa: produce secreción nasal, tos y dificultad para respirar en las aves; puede evitarse con algunas vacunas, así que consulta a tu veterinario de confianza.

Resultado de imagen para gallinero

 

Cuando las gallinas están enfermas, en general se les sacrifica para evitar que contagien a las otras; aunque lo primero es aislarlas para tratar de que obtengan alguna mejoría. Está de más decir que la gripe es muy común en ellas y no se debe consumir carne de gallina o pollo que hayan sido sacrificados por estar enfermos o contagiados.

¿Cómo cuidar de las gallinas en mi hogar?

Lo primero que debes tener para cuidar de las gallinas es un gallinero donde ellas puedan dormir; dentro de él, arreglar un nido bien cómodo y tupido para que se sientan cómodas. Durante las épocas de frío, arregla el nido para que sea más calientito.

Limpia el gallinero, como mínimo, una vez por semana, pero si tienes muchas gallinas, entonces hazlo más seguido, pues la cantidad de restos fecales será muy grande; no metas muchas cantidades de gallinas juntas, pues a ellas, aunque son aves gregarias, les gusta descansar solas en su nido y requieren de espacio libre para movilizarse dentro del gallinero.

Por el día, déjalas recorrer tu hogar o el lugar donde las tengas, pues así se familiarizan hasta que se adaptan por completo. Cómprales alimento de buena calidad, especial para ellas; si son pollos lo que vas a criar, compra alimento exclusivo para pollo. Recuerda que puedes complementar este tipo de alimentos con granos de maíz y algunas verduras que te sobren de la comida diaria que preparas. Mantén agua fresca siempre.

Compra también un gallo; no es bueno que las gallinas estén en grupos sin un líder, y él te será útil para la reproducción. Por último, conoce a tus gallinas y mantenlas vigiladas para que no sean atacadas por las enfermedades que hemos descrito.