Talégalo Piquinegro

Tenemos un ave conocida por su nombre científico talegalla fuscirotris o como se le conoce comúnmente Talégalo Piquinegro. Es un ave de la familia megapodiidae y la especie galliforme, encontrada al suroeste en Nueva Guinea y las Islas Aru, que son un conjunto de 95 Islas al norte de Australia.

Tamaño y Características

Esta es una especie que dentro de la familia de las megapodiidae es de un tamaño medio, llegando a medir entre los 51-58 cm y los machos pueden llegar pesar entre los 1325-1400 gr. En esta especie se da el caso que los ejemplares hembras pueden llegar a pesar y ser más grandes que los machos.

Las hembras pueden llegar a pesar entre los 1000-1560 gr y llegar a medir entre los 51-60 cm, se compara mucho con su parecido al Talégalo de Cuvier a diferencia de este, que la zona de su cabeza carece de plumas y su color es de un tono oscuro degradándose a gris dependiendo de las subespecies.

Talégalo Piquinegro

En donde vive

El Talégalo Piquinegro habita en Nueva Guinea y en las Islas Aru. Esta peculiar especie de Talégalo suele habitar las selvas hacia el sur de esas islas, también se distribuyen por Papúa Nueva Guinea y por Indonesia

Subespecies del Talégalo Piquinegro

Se le conocen cuatro sub especies a este talégalo:

  • Talegalla fuscisrostri mayeri: Esta la podemos encontrar al oeste de Nueva Guinea.
  • Talegalla fuscisrostri accidenti: Se localiza en la zona de Nueva Guinea al suroeste.
  • Talegalla fuscisrostris rosellar: La vamos a encontrar en la zona sur y central de Nueva guinea como en las islas Aru.
  • Talegalla fuscisrostis salvadori: Estas endémicas especies la vamos a encontrar solo en la zona suroeste de Nueva Guinea.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Esta es una especie que en su comportamiento no varía mucho dentro de su familia, nada más en el vuelo que por lo general no se le da muy bien. Algo que si tienen en común es que suelen ser muy territorial y un poco agresivo pero sin embargo, logran formar pequeñas colonias para vivir juntos.

Marcando bien su espacio personal, no le gusta que sea invadido ni por aves de su misma especie y se agudiza más en la época de reproducción, que es cuando el macho comienza a construir el nido excavando en la tierra montículos con materiales que se descomponen y le ayudan a su duración.

Después de esta tarea el macho comienza aparearse ya que no son monógamas y lo puede hacer con más de una hembra a la cual le ofrecerá el nido para que pongan sus huevos. Estos nidos pueden llegar a tener hasta 30-35 huevos de diferentes hembras.

Una hembra puede llegar a poner un promedio de 5 a 8 huevos y una vez los huevos se encuentren en el nido, el macho los recubre  para protegerlo y le dé el calor suficiente con la descomposición de los materiales con los que lo construyó, para que así puedan se incubados sin la presencia de la ave.

Talégalo Piquinegro

 

Una vez trascurrido un mes, tiempo en el cual los huevos tardan en romper y los polluelos eclosionan, el macho regresara al nido para cuidarlos con la ayuda de alguna hembra. Esta conducta es normal en esta especie la cual no le da importancia si es la madre de todos los polluelos.

El macho tendrá que buscar el alimento y proteger a los polluelos de los depredadores naturales, pero la hembra ayudará también en la recolección hasta que los polluelos tengan la independencia de abandonar el nido y buscar sus alimentos y comenzar el ciclo nuevamente de la reproducción.

Esta especie como la mayoría de los talegalos, se encuentran asociados como una especie de ave exótica por su condición endémica de la región de Nueva Guinea y sus Islas. Aunque no por su belleza y plumaje; son aves que no migran y tienen su zona bien enmarcada en indonesia.

Son aves que como todas, corren el riesgo por la mano del hombre en la destrucción y deforestación de su hábitat natural con la tala no controlada de selvas que es donde establecen  sus colonias y el cambio de su hábitat lo que pone en riesgo su evolución y desarrollo.

¿De qué se alimenta esta especie?

El Talégalo Piquinegro, por su mal volar está destinada a estar en tierra buscando sus alimentos, lo cual su dieta va a estar compuesta y reducida con frutos que caen de los arboles, como insectos, pequeños invertebrados como gusanos, hormigas y escarabajos los cuales son una fuente de proteínas.  

Esta ave es vulnerable por depredadores introducidos y por encontrarse confinado en áreas bien determinadas, ya que los nativos consideran que los adultos y sus huevos son considerados comida, aunque su domesticación no se explota como otras aves de su especie.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *