Resultado de imagen para jilgueros

 

El jilguero es una de las aves que más abundan en Europa, parte de África y Asia, y cada vez más son unas de las mascotas preferidas de la gente.

Este pequeño ejemplar es un ave cantora, muy alegre y de colores claros mezclados con otros más intensos que lo hacen lucir imponente y tiernos a la vez.

¿Qué es un jilguero?

El jilguero, cuyo nombre científico es Carduelis carduelis, también se le  llama jilguero europeo y es un ave paseriforme o cantora, de pequeño tamaño, perteneciente a la familia de los fringílidos.

La mayoría de las especies de los fringílidos son aves que se hallan en el hemisferio norte, principalmente, y en el continente africano. El jilguero es un ave muy popular en España y tiene cierto parecido con el cardenalito.

¿Cómo es un jilguero?

El jilguero es un ave muy pequeña; suele medir entre 12 y 14 cm y posee un peso de apenas 15 a 19 gramos. Dentro de sus características más resaltantes se destaca una especie de máscara de color rojo en su cara, así como sus alas de negro que tienen una franja amarillo intenso.

Su pico es de color claro, pálido, con forma cónica y muy afilado. También tiene algunas pequeñas manchas blancas en la cola. Sus patas son de un color similar al de su pico y tiene ojos de tono marrón.

Su plumaje, sobre todo en las hembras y en los ejemplares más jóvenes es de varios tonos marrones. Su cobertura de plumas es fina, densa y sutil, pues muchas otras aves poseen un plumaje más complejo, desordenado y tosco.

El jilguero es un ave que inspira ternura y delicadeza al sostenerlo en un dedo o cargarlo en la mano; sus tonos y sonidos permiten saber cuál es su estado de ánimo.

Resultado de imagen para jilgueros

Fotos e imagenes de Jilgueros

Jilguero en rama
« 1 de 5 »

Tipos de Jilgueros

¿Cómo suele ser el comportamiento de un jilguero?

El jilguero es un ave muy activa; le gusta moverse de lado a lado y, si encuentra alguna rama para posarse dentro de jaula o hábitat, allí se le verá subir y bajar. Este comportamiento indica que se siente bien, que está satisfecho y alegre. Cuando un jilguero casi no se mueve es señal de que algo malo sucede, sea tristeza, alguna dolencia o enfermedad o una mala adecuación a su hábitat doméstico.

Su canto, una de las habilidades que más le agrada a las personas, sueles estar ausente duran los meses de noviembre a enero, principalmente. En febrero comienza a cantar, como a mediados de mes. Cantará enfática y activamente en toda la primavera.

El canto no es sencillo y específico, sino que más bien es como una especie de silbido con gorjeos y ciertas notas musicales que, todo en combinación, resulta melodioso; también emiten algunos sonidos algo raspantes, con sus gargantas. Emite sonidos característicos cuando anda en busca de pelea con otros ejemplares y cuando desea referirse a su pareja.

Muchas veces el jilguero anda en bandadas de grandes tamaños, le gusta hacer acrobacias cuando vuela o cuando está en el suelo, también al pasearse sobre los arbustos y camina con la cola erguida y con una actitud bien recta que podría llegar a ser imponente y hasta algo cómica, por ser un avecita de poco tamaño.

¿Dónde vive un jilguero?

El jilguero es un ave que puede criarse en zonas urbanas, por lo que resulta de fácil adaptación a un hábitat doméstico; en su estado libre o natural, se le puede ver en campiñas, jardines, huertos frutales, lindes de bosques y en zonas herbáceas donde este pueda encontrar alimento adecuado.

Al parecer le gusta el clima cálido, y hasta caluroso; mientras que los fríos no suelen ser sus favoritos. El jilguero es un ave común en lo que se ha llamado la región paleoártica occidental, una región que incluye Europa, África septentrional y algunos países asiáticos hacia el norte del Himalaya.

Los nidos del jilguero son de forma redonda, recubierto de material suave y fabricado de raíces, telarañas y algunas raíces o líquenes.

Les gusta estar en zonas donde haya vegetación arbolada, aunque esta se mínima.

Imagen relacionada

 

¿Qué come un jilguero?

Su nombre científico, carduelis carduelis, parece relacionarse con el alimento favorito del jilguero, el cardo, sobre los cuales se les ve posar para comerlos y extraerles todo lo que pueda. El cardo es una especie de planta de color verde, que tiene espinas, y que aparece sólo en zonas de poca precipitación anual, donde el clima es seco y cálido.

El jilguero, además del cardo, se alimenta de semillas y brotes, los cuales puede conseguir en la llamada ‘mala hierba’.

Se les alimenta con avena, verdolaga, alpiste, girasol, colza, lechuga y sésamo, entre otras semillas; algunas mezclas ideales para jilgueros puede incluir algunas variedades de las nombradas junto con semillas de cardos, pues los cardos le aportan muchos nutrientes y funcionan como antioxidantes.

Las frutas y algunas verduras suelen ser parte del plan alimenticio del jilguero, sólo que se les deben suministrar troceadas, en pequeñas porciones y muy bien lavadas. Algunas combinaciones de frutas y verduras que pueden dárseles dos o tres veces por semana son la naranja, las manzanas, tomates, lechugas, etc.

El sistema digestivo del jilguero es un poco delicado, por lo que hay que tener sumo cuidado en el tipo de alimentación que consuma y el tamaño de las porciones para que no le de diarrea, dolores estomacales o regurgitación.

¿Cuánto vive un jilguero?

Los jilgueros son unas de las aves que más se adaptan a una vida en cautiverio; su tiempo promedio de vida es de 9 años, pero si cuenta con una buena alimentación, un hábitat seguro y limpio y otros cuidados que le eviten enfermedades, entonces su esperanza de vida podría aumentar, llegando a vivir hasta unos 12 años.

¿Cómo saber si un jilguero es hembra o macho?

A simple vista, tanto hembra como macho parecen iguales, pero sí hay un dimorfismo sexual, aunque apenas se nota. Se pueden diferenciar cuando se le tiene en el dedo o en la mano, pues la máscara del macho es más roja que la de la hembra y posee plumas en la nariz un poco más oscuras. Suelen mudar su plumaje en época de verano y los jilgueros jóvenes son muy idénticos a las hembras.

Imagen relacionada

Migración del jilguero

Como el jilguero tiene predilección por climas cálidos, este migra durante el invierno, pudiéndose encontrar hacia el Mediterráneo en esta época tan fría; sobre todo los jilgueros de los países europeos más hacia el norte del continente.

En España, el ave migra parcialmente; los ejemplares de la región al sudoeste de Europa, la región ibérica, parecen agruparse en el Estrecho de Gibraltar, donde se puede observar todo un espectáculo de jilgueros en otoño.

Por ejemplo, en Finlandia, el jilguero se marcha entre octubre o noviembre, y regresa hasta marzo o abril.

Generalmente, el jilguero migra de día y en bandadas de grandes tamaños.

¿Cómo se reproduce el jilguero?

La reproducción del jilguero se da dos veces por año, cuando la hembra pone entre 5 y 6 huevos; aunque no es muy frecuente, algunas podrían llegar a tener tres puestas en un año.

La hembra parece ser la encargada de fabricar un nido cómodo y de buen tamaño para incubar los huevos y luego tener a sus crías; este periodo de incubación puede durar entre 12 y 15 días, tiempo en el que ella permanece en el nido y el macho la ayuda en su alimentación. El nido tiene una forma parecida a la de una copa y se fabrica en la copa de los árboles y arbustos, no tan cerca del suelo, pero tampoco demasiado alto.

Las nuevas crías estarán listos para dejar el nido transcurridos los 15 días y su primera muda de plumaje ocurrirá durante el otoño.

 

¿Qué enfermedades puede tener un jilguero?

Muchas de las enfermedades de un ave en cautiverio están asociadas a una falta de atención por parte de sus criadores o dueños; las aves necesitan ser cuidadas con esmero y poder contar con alimentación idónea, limpieza  exhaustiva de su jaula y de un ambiente tranquilo y cómodo dónde ellas puedan desarrollar sus habilidades como el vuelo, el canto, en caso de que sean aves cantoras, su reproducción y vida en pareja.

Dentro de las enfermedades más comunes de un jilguero tenemos:

  • Colibacilosis: es una enfermedad producida por la escherichia coli, una bacteria que se aloja en lugares húmedos donde las jaulas no cuentan con una limpieza profunda o donde hay muchas aves. Causa sudoración, diarrea, falta de apetito y el ave suele estar menos activa de lo normal. Esta enfermedad puede pasarse a los humanos. Esta enfermedad debe atenderse con urgencia, pues si no el ave morirá a los pocos días se haberse infectado. Lo común es que se les asigne un tratamiento con antibióticos.
  • Parasitosis: los parásitos son frecuentes invasores en las aves; algunos son internos, atacando algunos órganos de las aves, y otros aparecen en la jaula.
  • Falsa muda de plumaje: cuando la falta de higiene o una mala alimentación es el diario del jilguero, es normal que su plumaje se caiga; hay que meterle el ojo a esto, pues suele confundirse con la muda anual de plumaje que tiene esta ave.
  • Patas calcificadas: aparecen escamas y costras en las patas del ave, por lo que hay que rociarle sal o alguna crema que les ayude a sanar. La falta de higiene es la razón principal por la que un jilguero tiene las patas calcificadas.
  • Avitaminosis: se presenta con el embolamiento y debilidad del ave; también podría genera falsa muda de su plumaje y es producto por una alimentación pobre en ciertas vitaminas y nutrientes.
  • Coccidiosis: es una infección que el jilguero agarra cuando consume alimentos que no han sido lavados correctamente o cuando beben agua con saliva de otros ejemplares enfermos. La diarrea con sangre es una de las primeras alarmas que se enciende de esta enfermedad.
  • Coriza: es una enfermedad muy común en la mayoría de las aves; se evidencia por la inflamación de los ojos, párpados y cara. Por lo general, el ave se ve obligada a no abrir los ojos.
  • Estomatitis cremosa: producto de hongos que se acumulan en las semillas cuando éstas ya han pasado su periodo de consumo. Por lo general, el ave con estomatitis cremosa deja de cantar, tiene poco apetito y se nota debilitado.
  • Estreñimiento, fractura, obesidad, pulmonía y diarrea, son también enfermedades comunes y todas se asocian a la alimentación y la higiene.
  • Los hongos, bacterias y ácaros, también juegan un papel fundamental en la aparición de virus y enfermedades en los jilgueros.
  • Hígado inflamado
  • Tristeza, estrés y ansiedad podrían ser parte de las enfermedades o síntomas emocionales de un jilguero, los cuales aparecen, por lo general, cuando recién el ave se está adaptando a la domesticación.

Imagen relacionada

Hígado inflamado

 

¿Qué cuidados necesita un jilguero?

Ya hemos hablado sobre los puntos más importantes para que un jilguero pueda mantenerse saludable y goce de un hábitat adecuado; la alimentación, sin duda alguna, es una de las cosas más relevantes para que esta ave se desarrolle de manera adecuada y pueda tener una vida lo más longeva posible.

Lo segundo, es la higiene; las enfermedades principales de las aves y pájaros son producto del descuido en la limpieza de la jaula y de la habitación o lugar donde esta se encuentre. Muchas de esas enfermedades causan la muerte rápida del ave, en sólo pocos días si este no es atendido por un veterinario, así que consigue un veterinario de confianza para que te oriente en este aspecto y puedas consultarle cualquier duda que tengas sobre la salud de tu jilguero.

El jilguero necesita compañía, así que podrías buscarle una pareja de su propia especie para que le acompañe; colócale música durante el día; tal vez música clásica o algunas melodías que le relajen y le provean un ambiente de tranquilidad.

No es recomendable que estén ubicados en balcones o donde estén cerca de la calle, pues el tráfico les puede causar estrés, por lo que el jilguero se mostrará inquieto y molesto.

Cuídale de los depredadores que puedan haber en tu casa, como los gatos, principalmente.