Imagen relacionada

 

¿Cuántas veces hemos oído aquella frase de ‘hablar como un loro’? Sí, es que los loros son aves psittaciforme que suelen ser muy inteligentes, tanto que algunas especies son duchas imitando sonidos y voces humanas.

Los loros son unas de las mascotas favoritas de la gente, pues su extrema belleza debido a su vivaz plumaje, su carácter social y hogareño y sus divertidas imitaciones hacen que tanto grandes como pequeños los domestiquen como mascotas.

Existen muchas variedades de loros, por lo que vamos a aventurarnos en un viaje para conocer cómo es el hábitat de un loro, qué come un loro, cómo es su reproducción y muchos otros datos interesantes que te ayudarán a cuidarlos más adecuadamente o que te guiarán en el proceso de tener un loro como mascota.

¿Qué es un loro?

El loro es una ave psittacoidea perteneciente al orden psittaciforme, también llamado el orden de los loros típicos o comunes; estas aves son parientes de las cacatúas y muchas veces algunas personas suelen confundirlos con los periquitos, aunque estos últimos son diferentes y de menor tamaño.

La familia psittacidae se divide en dos grupos o sub familias, una donde están incluidos todos los tipos de loros y otra donde sólo están los loris, llamada sub familia loriinae. Los loris son parecidos a los loros comunes que conocemos, pero poseen diferencias físicas muy marcadas, como por ejemplo su pico en forma de cepillo. No deben confundirse los loris con los loros.

¿Cómo es un loro?

El loro es un ave con mucha destreza y movilidad en las garras, las cuales les permite trepar árboles o sujetarse de manera muy efectiva. Sus características más resaltante es que tiene un pico curvado y una mandíbula inferior o baja que posee movilidad.

El loro es un animal de mucha capacidad craneal, por lo que es muy inteligente y entendido en ciertos asuntos, como imitación y emisión de sonidos, que otras aves no poseen. Tiene un pico corto y una lengua gruesa, muy carnosa.

Aunque puede llegar a confundirse con las cacatúas, los loros poseen un denso plumaje verdoso que los caracteriza; las cacatúas, primordialmente son de color blanco o negro, aunque algunas  variedades de ellas pueden presentarse en color rojo, naranja o amarillo, o combinaciones de estos.

El color azul o verde que exhiben los loros se debe a la pigmentación de sus plumas y a la forma cómo se percibe el la luz sobre ellas. Sus alas son algo cortas en comparación con otras aves, y también son redondeadas.

Los loros no tienen el penacho o copete que sí tienen las cacatúas; estas aves tan amigables suelen medir entre 30 0 40 cm, es muy hábil volando y, por lo general, son monógamos. Tienen una cola muy particular, pues ésta es larga y algunas veces muy colorida y divertida.

Resultado de imagen para loro

 

Fotos e imágenes de loros

Loros en pareja
« 1 de 5 »

Tipos de Loros

 

¿Cuánto tiempo vive un loro?

El loro es una de las aves más longevas que hay; dependiendo de la variedad de loro y el tipo de hábitat el tiempo de vida  promedio puede variar desde unos 20 años hasta unos 100 años, como por ejemplo en el loro guacamayo.

Algunas especies que viven en libertad, en las selvas y bosques sudamericanos tienen una esperanza de vida de 50 años, pero este tiempo puede aumentar, incluso si se está en cautiverio, al contar con los cuidados y comodidades necesarios que un loro requiere. De forma general, podemos afirmar que 80 años es el tiempo promedio  que vive un loro.

¿Dónde vive el loro?

El loro es un ave a la que le gusta el clima cálido y tropical; suele distribuirse por América del Sur, Australia, Centro América y también en Asia. Dependiendo del continente, van variando las variedades de loros; como es el caso de Colombia, donde hay algunas especies endémicas de loros que son todo un espectáculo para los quienes se dedican al avistamiento de aves.

El loro del Amazonas es una de las especies más exuberantes que hay en Sudamérica, y este está adaptado a la selva amazónica, por ejemplo. Hay loros que habitan en lugares más secos, como el perico australiano. También hay loros exclusivos de zonas montañosas, los cuales son característicos de la región del Tibet y la India.

Por último, están los loros de hábitats domésticos, los que todos imaginamos y conocemos; estos suelen adaptarse a una vida doméstica dentro de la jaula, pero con el paso del tiempo pueden estar en libertad dentro del hogar, sin preocupación de que vaya a huir, pues ya está perfectamente adaptado a su nuevo hábitat.

Estos loros domésticos pueden encontrar un lugar especial sobre algunos árboles de los jardines, matorrales y pequeños arbustos, siempre que existan ramas por donde trepar y quedarse a descansar.

La destrucción y constante amenaza de los hábitats y ecosistemas naturales de los loros han causado que algunas especies de ellos estén en peligro de extinción, así como algunas variedades de cotorras también están siendo afectadas por tales motivos, como es el caso de la cotorra margariteña, una especie endémica de la Isla de Margarita, en el caribe venezolano.

Contrario a esto, algunas especies están siendo introducidas en ecosistemas distintos a los suyos en busca de lograr una adaptación de estas especies en lugares que se consideran seguros para evitar su extinción. El loro es considerado, a nivel mundial, una especie amenazada. 

Resultado de imagen para loro

¿Qué come un loro?

Los loros comen semillas, aunque pueden incluir hojas, insectos y frutas dentro de su alimentación; a  algunas variedades les encanta también el néctar, aunque éste es sólo algo de comida extra, pues son los loris los que sí se alimentan exclusivamente de néctar.

Es muy normal que un loro no beba mucha agua, aunque este  la extrae directamente de las semillas y frutos que consume. También puede alimentarse de algunos tubérculos o raíces.

¿El loro habla?

Una de las preguntas más frecuentes es si el loro habla, y seguramente la mayoría responderá que es afirmativa su respuesta; sin embargo,  no se trata de un hablar humano, fluido y cónsono, o concordante, pero sí se puede afirmar que el loro posee una capacidad especial que le permite emitir sonidos, aprender frases y palabras, llamar por el nombre a los seres que les rodea y hasta cantar y silbar.

Su cerebro está configurado para almacenar y recordar frases variadas y para repetir lo que otros hablan delante de él. Su sentido de la observación les hace posible asociar eventos o situaciones con palabras; aunque esto es totalmente diferente a la capacidad de pensar y razonar, lo cual está limitado al uso exclusivo de los seres humanos.

Es normal que los loros domésticos repitan las frases que oyen constantemente de sus dueños o que tengan disposición a aprender aquellas que sus cuidadores les quieran enseñar.

 

 

Tipos de loros más comunes

Existe una amplia variedad de loros, de las cuales muchas son endé

micas de ciertas zonas tropicales de Sudamérica y otras parecen ser originarias de Australia o de algunos hábitats asiáticos. Aunque los loros han sido introducidos como especies extranjeras a muchos ecosistemas europeos, por lo que su distribución está por todo el planeta.  Vamos a conocer cuáles son los tipos de loros más comunes y exóticos y qué los caracteriza:

  1. Loro gris de cola roja: su nombre científico es Psittacus erithacus y es común en África, sobre todo en África ecuatorial; es de color gris por completo y tiene la cola roja. También se le dice yaco. Dependiendo de la parte de África en que viva, su tamaño puede variar un poco. Este loro es una de las especies que más han desarrollado la habilidad para hablar e imitar sonidos.
  2. Loro cariamarillo: conocido como Amazonas autumnalis, es un loro de las regiones tropicales que hace vida en los países amazónicos; se caracterizan por tener las mejillas o cachetes de color amarillo, así como la corona azul y su plumaje de un verde vivo e intenso.
  3. Loro de cabeza roja: su nombre científico es Aratinga erythrogenys y es común en América del Sur, donde se le conoce como Aratinga de Guayaquil. Es una de las especies más importadas hacia los Estados Unidos y se considera como una especie amenazada.
  4. Loro Real de las molucas: se conoce como Alisterus amboinensis y es originario del Archipiélago de las Moluscas, en Indonesia. Tiene un aspecto similar al lori rojo y azul (Eos histrio) que está en peligro de extinción y que es cazado para contrabando mundial.
  5. Loro cabeciazul: conocido científicamente como Pionus menstruus; se caracteriza por ser una especie robusta, con la cola corta y la cabeza grande.
  6. Lorito de Rupell: es un loro africano común en Namibia y Angola; es de color gris claro y se le conoce como Poicephalus rueppellii.
  7. Loro eclecto:  (Eclectus roratus) es un ave que se puede encontrar en Australia, las Moluscas, Islas Salomón y Nueva Guinea, principalmente. Esta especie es muy colorida, pudiéndose encontrar machos con plumaje verde y algunas plumas azules y rojas. Es una de las variedades de loros que más habla y pronuncia sonidos.
  8. Lorito senegalés: su nombre científico es Poicephalus senegalensis y es originario de África.
  9. Loro de Pesquet: es una especie única y poco abundante, parece que sólo se halla en Nueva Guinea. Su nombre científico es Psittrichas fulgidus. Tiene una apariencia muy imponente, en colores negro y rojo.
  10. Loro Alisero: de nombre científico Amazona tucumana, es una especie de loro común en parte de Argentina y Bolivia.   
  11. Loro crepuscular: pionus focus, como se le conoce científicamente, es una especie que abunda en gran parte de Venezuela, Brasil y Colombia.
  12. Loro barranquero: una especie de Chile y Argentina que muchas veces migra hacia Uruguay; se llama Cyanoliseus patagonus.
  13. Lorito de cabeza amarilla: una especie, que como su nombre lo indica, se caracteriza por tener la cabeza amarilla, así como este mismo color distribuido, en tonos más claros, hacia el pecho. Científicamente se llama Trichoglossus euteles aunque también se le dice lorito perfecto. Su pico es de color rojo – anaranjado.     

 

¿Qué enfermedades tiene un loro?

  • Muda inesperada de las plumas: los loros llaman nuestra atención por su intenso y colorido plumaje, pero este se ve comprometido si el ave presenta estrés, parásitos, pulas, garrapatas o una mala nutrición.
  • Muda francesa: esta enfermedad originada por el Polyomavirus, producto de la regurgitación continua de los alimentos. Esta enfermedad puede causar la muerte del loro y algunos de los síntomas más comunes son edemas, pérdida del plumaje en las alas y cola y distención abdominal.
  • Parasitosis: el loro,al igual que las demás aves, no están exentas de los parásitos, por lo que debes desparasitar al loro cada cierto tiempo, según lo recomiende tu veterinario de confianza. Cuando hay parásitos, es común verlo inquieto, rascando su plumas y con nervios y un picor constante.
  • Colibacilosis: una enfermedad que ataca a los loros y otras aves; esta debe tratarse con antibióticos  y es transmitida por el contacto con otras aves que estén infectadas con la bacteria Escherichia Coli.
  • Psitacosis: la enfermedad del loro, como se le dice popularmente, esta puede transmitirse a los humanos y es producida por la bacteria Chlamydia psittasi. La pstacosis origina problemas en los ojos, el aparato digestivo y dificulta para respirar en los loros.
  • Diarrea, salmonelosis y pulmonía son otras enfermedades comunes en los loros, por lo que debes asegurarte de que tu mascota tenga una buena alimentación, que goce de higiene y cuidados y de que un veterinario lo revise rápidamente si presenta síntomas de diarrea constante, pérdida de apetito, secreción nasal, dificultad para respirar, cansancio y dolores en el cuerpo.

Resultado de imagen para loro

 

Por lo demás, con una jaula adecuada y un ambiente afectivo, así como una buena alimentación, serán suficientes para que tu loro se desenvuelva en un hábitat doméstico idóneo; recuerda ayudarle a desarrollar su habilidad de hablar y tener un tiempo con él a diario, pues es un ave sociable y que le gusta estar rodeado de las personas.

La higiene de la jaula, y la correcta ubicación de esta serán determinantes para que un loro se adapte a la vida en el hogar; si tienes otro tipo de mascotas, como gatos o perros, mantenlas alejadas de tu loro, pues pueden ser depredadores silenciosos de tu nueva mascota.