Maracana de cuello dorado

A los amantes de las aves, siempre nos ha llamado la atención, todas aquellas especies, que tengan que ver con la familia de los loros.

En este caso, el maracaná de cuello dorado o  Primolius auricollis (por su nombre científico) es un ave particularmente llamativa y agradable a la vista.

Su característica  de no poseer plumas en el rostro, lo mantuvo durante mucho tiempo en el género Ara, sin embargo, al ser observado con detenimiento, se determinó que por su tamaño y ausencia de filoplumas, no podía pertenecer a este género. Fue entonces, cuando se le incluyó en las cortas filas del Primolius,  conformado por sólo tres especies.

Podría pensarse, que este tipo de ave exótica es apreciada sólo por unos pocos entusiastas de los animales,  sin embargo, la realidad es otra, ya que  interés por observar la belleza de los loros y por ende, la del maracaná cuello dorado, ha ido en constante crecimiento en todas partes del mundo.

Esto se debe a que esta especie, es capaz de adaptarse a diversos hábitats, siempre y cuando se le ofrezca un  lugar cómodo, donde vivir y reproducirse.

Tamaño y características

Tiene un tamaño en su edad adulta y completamente desarrollado, de aproximadamente 38 centímetros de longitud, siendo la cola, quien mayor cantidad de tal medida abarca.

Su cuerpo está cubierto en la mayoría de su extensión, de plumas color verde follaje y su principal característica visual, es un collar de plumas de color amarillo brillante, el cual no llega a cerrarse completamente en el cuello, sino que abarca completamente la parte trasera del mismo y cuya brillantez se va acentuando, a medida que el ejemplar va madurando.

En su cabeza, podemos observar una mancha negra en la frente y una en la parte superior, que simula una corona.

Resaltan en su cuerpo, las remeras y las coberteras primarias, que son de un azul cobalto bastante profundo y se distinguen a la distancia.

Mención aparte merece la cola, cuya longitud es tal, que hace al ave un poco más larga, de lo que es en realidad, con plumas angostas y alargadas, que tienen un rojo opaco en la base, que luego se convierte en verde y al final, una punta de color azul.

Mientrastanto, las plumas inferiores de la cola y las de vuelo, son de un color amarillo maíz, muy parecido al de otros loros de su tipo.

En su rostro, resalta el iris rojizo  de sus redondos y vivaces ojos, rodeados a su vez por un semicírculo de piel blanca, sin plumas que otorga, aun mayor luminosidad a su cara.

Un color rosado opaco cubre sus patas, que contrastan con el gris de sus grandes garras, con las cuales, puede fácilmente agarrar semillas y pequeños frutos.

El pico, por su parte fuerte y grueso, con el que rompe cualquier cáscara, es de un color negro intenso que se va desvaneciendo a medida que se acerca a la punta, convirtiéndose en un gris pálido muy opaco.

En donde vive

América del Sur, con su clima tropical húmedo, selvas y bosques lluviosos, es su hábitat natural, en especial el sur-oeste de Brasil, conocido como el  Mato Grosso y el sur de  Rondonia por una parte;  el norte de Paraguay, conformado por el  Alto Paraguay y Concepción, por la otra; Bolivia en casi toda su extensa zona noreste, en lo departamentos de  Beni, Santa Cruz, Chuquisaca, y Tarija; también el norte de Argentina, en las conocidas selvas de las Yungas del norte de Salta y el sureste de Jujuy. ​

Todo terreno que ocupe selvas húmedas, climas tropicales, bosques, sierras y montañas bajas de lluvia perenne, son lugares ideales para la vida y reproducción del maracaná de cuello dorado, así como también los pantanales, sabanas y pastizales, siempre y cuando se encuentren por debajo de los  1700 metros sobre el nivel del mar.

Su estado ideal en la adultez, es en pareja, aunque por lo general se les puede observar en bandadas de entre 50 y 100 miembros.

Al momento de nidificar, prefiere hoyos poco profundos en árboles bajos, donde deposita de dos a tres huevos pequeños y blancos, que son incubados exclusivamente por la hembra durante unas escasas cuatro semanas, hasta que nacen las crías, a quienes alimentan  y mantienen dentro del nido por tres meses, hasta que salen de su protección, para independizarse.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Es un ave que destaca por ser sumamente curiosa, alegre, ruidosa y juguetona, quien goza de explorar a su alrededor, por lo tanto, si la tienes en cautividad, se le hace muy sencillo socializar con el ser humano, a quien le toma confianza, luego de haber sido alimentada de su mano, unas pocas veces.

Por otra parte, no se le hace muy fácil convivir con otras especies, por lo que no se recomienda introducir, nuevas aves en su hábitat, pues esto podría ocasionar peleas no deseadas.

¿De qué se alimenta esta especie?

Su alimento preferido, son las frutas frescas que puede desprender fácilmente de los árboles, semillas, capullos de flores  y en algunas oportunidades puede comer ciertos insectos y larvas, aunque esto último no es muy común en su dieta.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *