Papagayo alirrojo

El papagayo alirrojo es una hermosa y llamativa ave, originaria de Oceanía, conocida también como cotorrita de alas rojas o loro alirrojo.

Su plumaje colorido, es un bálsamo para la vista y es una de las preferidas por los amantes de las aves como mascotas, a pesar de lo ruidosas que puedan ser.

Si los quieres mantener en casa, deberás llenarte de paciencia e ir probando, poco a poco, a fin de conocer, cuáles son sus preferencias, en cuanto a los objetos y juguetes necesarios para permanecer ocupados y menos molestos durante el día a día.

Dedicándote  a cuidar concienzudamente a esta ave, podrás disfrutar de su compañía, por al menos tres décadas e incluso algunos años más.

Es decir, que tus hijos y hasta tus nietos, llegarían a tener la misma mascota, todo un record, si lo comparamos con las relaciones humanas de nuestros tiempos.

Tamaño y características

35 centímetros de largo, es la longitud máxima que se ha registrado en cuanto al tamaño de esta especie, en ejemplares adultos, medida desde el pico, hasta la cola. También se han encontrado ejemplares de  300 gramos.

Tiene un plumaje, color verde esmeralda muy brillante en la mayor parte de su cuerpo, aunque con algunas variantes en ciertas zonas, como rojo, azul, negro y amarillo, que conforman un atractivo contraste, que llama la atención de los criadores de todo el mundo.

Es así como podemos observar, que la cabeza del papagayo alirrojo es, en efecto, verde brillante, coronada por una mancha azul verdosa y  acompañada de ciertas plumas de color azul en la nuca. En ella resaltan sus redondos ojos con el iris color ambar.

La parte de la cola, más cercana al cuerpo, es amarillo verdosa, luego es verde oscuro, seguido de amarillo y negro en las puntas. Las partes interiores de la cola son pálidas, brillantes y con tonos amarillo verdoso.

La espalda, por su parte,  es de color negro, al igual que el manto y los escapularios. Mientras que las alas son de un color rojo escarlata, que brilla intensamente a  los rayos solares, en la parte superior y las coberteras alares son verde esmeralda.

El pico  es color coral, con los bordes amarillo pálido, poderoso y útil al momento de alimentarse.  Asimismo, son fuertes y utilitarias sus patas y garras, color gris oscuro,  pues depende de ellas para sostenerse en las grandes ramas de los árboles y arbustos que le proveen el alimento.

El dimorfismo sexual de esta especie el evidente, ya que los machos presentan colores mucho más brillantes que la hembra y los bordes que limitan un color del otro, están muy bien definidos. Llama la atención que tanto el verde esmeralda, como el rojo escarlata de su cuerpo son mucho más intensos y profundos que los de su compañera, quien presenta colores opacos y menos intensos.

En donde vive

Es endémico de los bosques tropicales de algunos países del continente Oceánico, en especial de Australia y  Nueva Guinea;  y del sudeste asiático, específicamente Indonesia.

Se desenvuelve muy bien en selvas húmedas, bosques ribereños, sembradíos, matorrales, bosques de  eucalipto, sabanas, manglares, siembras agrícolas y todo terreno cuya vegetación, le facilite la búsqueda de alimentos.

Viaja en pequeñas bandadas de unos 25 o 30 miembros, compañeros con los cuales suele buscar frutas y semillas. Son muy amigables con sus congéneres y en líneas generales, prefieren vivir acompañados.

En cautiverio, se sienten cómodos en pareja, así que si los quieres llevar a casa, puedes prepararles una jaula aparte, para evitar enfrentamientos con otras aves que se encuentren en el mismo aviario, ya que si se siente amenazado, puede convertirse en un ejemplar agresivo e intolerante.

Lo más sano entonces, es destinarlos a una jaula de gran formato, para que sienta la libertad de hacer pequeños vuelos o en todo caso, de extender las alas, sin que esta actividad se vea coartada por el tamaño de su hábitat, incluso, puede introducir algunas plantas dentro, con la certeza de que no las destruirán.

Aunque se adaptan fácilmente a diferentes condiciones climáticas, lo más recomendable es que coloques la jaula en un lugar fresco y seco, con algún rincón que sirva de refugio a los rayos solares, o al frío extremo, asimismo, evita ponerla en corrientes de aire muy fuertes.

Para ayudarlas a construir su nido, en época de reproducción, puedes colocar dentro de la jaula una profunda  caja de madera, cargada con ramitas y hojas secas dentro, a fin de que ellos mismos adecúen el lugar.

La puesta consta de dos a cuatro huevos, los cuales son incubados durante dieciocho días, hasta que nacen las crías y son cuidadas exclusivamente por la madre,  hasta cumplir las cinco semanas, hasta que salen del nido.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Son aves sumamente pacíficas y aman la vida en pareja.  No suelen comenzar peleas y por líneas generales, son amigables, tanto con otras especies, como con el ser humano.

En este sentido, resulta sencillo ganarse su confianza, al punto de poder introducir la mano en la jaula, sin temor a ser atacado por esta ave.

Tanto en vida salvaje, los papagayos alirrojos, suelen permanecer en vuelo durante largos períodos y prefieren posarse en ramas, más que en el suelo, donde es muy difícil verlos.

¿De qué se alimenta esta especie?

Estando en su hábitat natural, prefiere comer frutos frescos, semillas, insectos, flores y brotes, mientras en cautiverio, son susceptibles de ingerir lo que su cuidador introduzca en los recipientes de comida, como verduras cocidas, semillas germinadas, compuestos variados para aves y complejos vitamínicos adicionales.

En todo caso, el papagayo alirrojo, es un ave que disfruta comer alimentos frescos y beber agua abundantemente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *