Tortola de Socorro

Son pocas las aves que se pueden catalogar, de agradables, encantadoras,  fieles e inteligentes, al mismo nivel que lo son las Tórtolas de Socorro.

Esta es una especie, cuya situación en estado salvaje es sumamente delicada ya que, no se ha visto una silvestre desde hace casi cinco décadas.

En este sentido,  aunque el último avistamiento, fue en la década de setenta, fue en el año 1994que fue declaras por las autoridades como ave extinta en estado salvaje.

Pero la buena noticia, es que antes del último avistamiento, fueron sacados algunos ejemplares de la isla  y fueron reproducidos en cautiverio, por lo que se tiene conocimiento de una cantidad considerable de tórtolas socorro en diferentes partes del mundo, criadas por experimentados ornitólogos.

Así que si quieres saber acerca de estas aves con muchas cualidades para hacer compañía a los humanos, sigue leyendo.

Tamaño y características

Su cuerpo es similar al de otras palomas, con una longitud de  30 centímetros aproximadamente y llega a alcanzar un peso promedio de  190 gramos.

Las plumas de todo su cuerpo, son de color chocolate claro, con tonos azules y grises en la nuca y un poco más gris plomo en la punta de sus alas, acompañando una mancha color rosado pálido, que resalta en su cuello.

Para diferenciar la hembra del macho, sólo debe observarse detenidamente la cabeza y las partes inferiores acaneladas, con algunas rayas negras bajo el oído.

Además, las hembras tienen los mismos colores, pero en tonos màs bajos y opacos, al igual que los sujetos inmaduros.

Una vez identificados los géneros, se forman las parejas en espera de la época de reproducción, cuando después de aparearse, la hembra pone dos huevos de tamaño regular, ovalados y  cáscara muy lisa, los cuales empolla por dos y hasta tres semanas, hasta que hacen eclosión.

Pasadas dos semanas de vida, los polluelos abandonan el nido y se reúnen con otros sujetos jóvenes de la especie.

 

En donde vive

Su hábitat natural, son las regiones semiáridas de tierras bajas, donde puedan disfrutar de los rayos del sol, insectos y frutas, todo esto se conoce de tiempos remotos, cuando no se encontraba extinta en la naturaleza.

Como ya no se puede observar de modo salvaje en la Isla Socorro, sólo se conoce de su población en cautividad y además no existe legislación que prohíbe comprar o tener un par de ellas en casa.

Al respecto, Estados Unidos de Norteamérica, es el país con mayor cantidad de ejemplares en los aviarios de todo su territorio, aunque también es muy frecuente verla en las tiendas agropecuarias y venta de mascotas aladas en  Europa.

La razón por la cual, la población de la tórtola del socorro ha crecido exponencialmente en tan poco tiempo, se debe a lo sencillo de su cría y reproducción, pues se trata de un ave resistente a los cambios climáticos, tormentas, sol perpendicular y fuertes vientos.

En cuanto a las causas de su extinción de este ejemplar en estado salvaje, se conoce que fue por la introducción de ganado en la isla, al crecimiento de la población felina en la misma, a las plagas que mermaron las plantas proveedoras de alimentos y a la extracción de los pocos ejemplares autóctonos, para llevarlos a otras fronteras.

 

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Está documentado por los científicos de la época, que cuando vivía en estado salvaje, la tórtola de Socorro, huían constantemente de animales que consideraban peligrosos para la preservación de su especie.

Su comportamiento cotidiano, era esconderse entre los matorrales y buscar sus alimentos, de manera subrepticia, casi encubierta, para no ser detectado por depredadores.

Este comportamiento, paradójicamente lo hizo acostumbrarse al ser humano, debido a que se fue desplazando hacia zonas de mayor población, acostumbrándose al ser humano, quien fue al final del día, quien lo atrapó y lo desarraigó.

Su cercanía con el hombre, los han convertido en una mascota muy apreciada por los avicultores, quienes se ganan su confianza y  dejan la puerta de la jaula abierta, para que la tórtola salga a dar pequeños paseos, con la certeza de que el ejemplar regresará a la misma sin tener que correr a atraparla.

¿De qué se alimenta esta especie?

Se alimenta de frutas, preferiblemente muy maduras e insectos  cercanos a su hábitat. También se recomienda a los cuidadores, que le ofrezcan a sus mascotas, frutas frescas de estación y verduras cocidas, así como semillas de girasol y de calabaza.

Para que se mantengan frescos es muy importante mantener agua limpia para beber y un  recipiente más grande, para que tomen sus frecuentes y diarios baños.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *