Tortola Diamante

Pequeña, compacta, brillante y atractiva, de esta manera se pude describir, sin lugar a dudas, a la alegre Tórtola Diamante o Tortolita Diamante, como también se le llama.

Esta atractiva paloma, también conocida como Geopelia cuneata, es la preferida por quienes tienen espacios pequeños, pero desean alegrar su hogar con una mascota.

La mayoría de los criadores, tienen varios ejemplares en jaulas de gran formato, a objeto de agregar mayor atractivo a su aviario.

Su inconfundible canto, se pude describir como el sonido grave de una flauta de pan, que te llena los sentidos de una gran  sensación de bienestar.

Si eres de esas personas que disfrutan de los sonidos de la naturaleza en tu hogar, con toda confianza puedes llevar una Tórtola Diamante a casa.

Tamaño y características

Los ejemplares adultos de la tórtola diamante, alcanzan una longitud de   19 ó 20 centímetros aproximadamente.

Su pequeña cabeza tiene una forma redondeada, es proporcional al resto del cuerpo y en ella resaltan sus ojos brillantes, redondos y llamativos, los cuales están rodeados por un anillo ocular, que forma un  círculo perfecto, de color  rojo muy atrayente.

En cuanto a las plumas que adornan su pequeño cuerpecito,  estas son por lo general, de un color gris plomo o pardo azulado, distribuido  en la cabeza, manto, coberturas y escapulares, lo cual produce un efecto tornasolado a las luz natural.

Justamente en las coberturas mayores y terciarias, se pude observar algunos lunares blancuzcos, que caracterizan esta especie.

El obispillo, completamente negro y la cola blanca, con la punta negra,  mientras que el pecho es más bien pardo claro y va desvaneciendo su color a medida que llega al vientre y  alcanza   los flancos  y los muslos completamente blancos.

Al observar las patas de la tórtola diamante, vemos unos miembros de  textura escamosa, de color más bien rosado, que finalizan en una afiladas uñas, duras y fuertes.

Para diferenciar el género de esta especie, se necesita del ojo experto de criadores de vieja data, pues a simple vista, no existen características que contribuyan a tal diferencia, es decir no existe un real dimorfismo sexual.

Sin embargo, muchos aseguran que el plumaje de los machos tiene colores muchos más profundos y brillantes, así como un anillo ocular con un color más marcado, mientras que en las hembras, los colores son tenues y opacos en las plumas y el círculo alrededor de sus ojos se presenta de  un  tono rosado.

En donde vive

Se conoce que la tórtola diamante, vive en forma salvaje en campos llenos de árboles y en sabanas con plantas bajas,  de zonas  silvestres  en Australia, ya que se trata de una especie endémica de ese país, aunque algunos estudiosos aseguran que también  se le puede observar naturalmente en Indonesia.

Suelen permanecer particularmente en zonas donde se les haga fácil encontrar agua, pues su hábitat se caracteriza por ser caluroso y requieren mantenerse hidratadas y gustan de tomar largos baños para refrescarse.

Su gran capacidad para adaptarse a diferentes ambientes, les permite habitar también, en parques y jardines cercanos a áreas urbanas.

En cautiverio, se conoce que esta especie se encuentra en casi todos los países del mundo, pues es muy fácil criarla en grandes jaulas.

Al respecto,  los criadores aseguran que esta ave, es ideal para grandes pajareras y en grupos grandes, compartida con otras especies.

En casas que tienen grandes jardines, se suele colocar una jaula de gran formato, donde se introducen las parejas. También en pisos con balcones, se puede poner una jaula de aproximadamente sesenta centímetros por lado y noventa de alto, donde quepa un par de ejemplares, quienes alegrarán los días de sus cuidadores.

Es importante señalar, que las tórtolas diamante, están acostumbradas a vivir en zonas calurosas, por lo que no deben ser colocados en lugares donde haya fuertes corrientes de aire, ni tampoco deben ser expuestos a bajas temperaturas.

Se hace necesario que la jaula sea higienizada con frecuencia, el papel de piso cambiado periódicamente y los envases de la comida y agua, lavados a diario. También se recomienda colocar un envase con agua fresca para que se bañen y acicalen, pues esta es una costumbre que nunca dejarán y si no se les pone agua para bañarse, sencillamente lo harán en el agua de beber, lo cual puede traer como consecuencia, alguna infección si consumen agua sucia.

En épocas de reproducción, ambos miembros de la pareja fabrican el nido, con materiales fáciles de conseguir a campo abierto, mientras que en cautiverio, es recomendable que el cuidador coloque unas pequeñas cajitas en la jaula y les provea ramas y hojas para la adecuación del espacio para anidar.

Por lo general, la hembra pone dos huevos, redondos y blanquecinos, que incuba, junto con el macho,  por unas dos semanas hasta que nacen los polluelos. Estos se independizan al mes de nacidos, cuando los padres dejan de alimentarlos.

Subespecies 

De esta ave, no se conoces subespecies, solamente algunas variedades, en función del plumaje.

En este sentido, se puede observar tórtolas de distintos colores y las más predominantes son las plateadas, plomo, blancas, perladas u ocres,

¿Destaca en algo por su comportamiento?

En horario matutino, son alegres y cantarinas, haciendo de las mañanas un momento muy agradable, con su trinar.

También suelen cantar con gran ímpetu, cuando sienten aires de lluvia. Aun no se sabe bien la razón, pero al venir de un ambiente tan caluroso como los campos australianos, se infiere que la llegada de lluvia, les asegura que bajará la temperatura.

Son muy apreciadas, por tener un temperamento tranquilo y por adaptarse a cualquier ambiente, sin tornarse agresivas y sin pelear con sus compañeros de jaula, siempre y cuando le sea respetado su espacio.

A nivel doméstico, es recomendable mantener un espacio adecuado para cada pareja, a fin de evitar estos aislados enfrentamientos.

¿De qué se alimenta esta especie?

Consume todo tipo de semillas, insectos y frutas silvestres. A las aves en cautiverio, se les puede suministrar mixturas de granos comercializadas y ofrecidas en las tiendas agropecuarias y que son enriquecidas con vitaminas.

También son consumidoras de frutas frescas, que pueden introducirse en la jaula en pequeños trozos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *