Pato cuchara

Pato cuchara

El pato cuchara, cuyo nombre científico es “Anas clypeata”, y que recibe también nombres como cuchara común, cucharo, cuchareta o cucharón norteño, es una especie de ave anseriforme, perteneciente a la familia de las “Anatidae”.

Pato cuchara

Se encuentra diseminada por todo el mundo, sin embargo, cría en el norte de Eurasia y Norteamérica, y se traslada al sur para pasar el invierno en el sur de Europa, Asia y Norteamérica, el norte de África y el extremo noroccidental de Sudamérica. En Europa, se cree que viven aproximadamente unas 100.000 o 150.000 parejas.

Es un pato zambullidor bastante fornido, su cuello es corto. Las aves en todos sus plumajes se pueden reconocer por su pico grande en forma de pala, que les da un aspecto fuerte de frente, tanto cuando nadan como durante el vuelo. No se le reconocen, en la actualidad, subespecies.

Tamaño y características del pato cuchara

El pato cuchara es un ave relativamente grande, llegando a medir entre 44 y 52 cm, su envergadura alar mide entre 73 y 82 cm, y su peso promedio se encuentra entre los 490 y los 740 g. El plumaje de los machos, en época de apareamiento, es muy vistoso, su cabeza tiene un plumaje verde oscuro, su pecho es blanco, y el abdomen tiene una tonalidad rojiza, con una mancha blanca.

Las hembras y los ejemplares jóvenes son de color marrón claro. En todos los plumajes, el pato cuchara tiene los bordes delanteros de las alas de color gris y tonalidades azuladas, mientras que los espéculos son verdes, sin borde posterior.
Las patas son de color rojo, anaranjado o marrón. Los machos tienen el pico de color negro en su plumaje de apareamiento, aunque por lo general es marrón. En cambio, el pico de las hembras es marrón verdoso, y presenta bordes amarillentos. Los machos tienen el iris de color rojo amarillento, mientras que las hembras tienen el iris de color marrón.

¿Dónde vive el pato cuchara?

Es posible encontrar al pato cuchara en zonas del norte de Eurasia, principalmente en Finlandia, y Norteamérica y suele pasar el invierno en el sur de Europa, Asia, norte y Centroamérica y norte de África.

Construye sus nidos cerca de aguas interiores y costeras superficiales, principalmente en el centro y sur de Finlandia, por lo general en pantanos y lagunas, estuarios formados con la marea, o en cualquier cuerpo de agua poco profundo y que tenga largos márgenes fangosos, así como en aguas contaminadas o estancadas, las cuales otras especies de patos suelen evitar. Estas aves migran en las noches, abandonan Finlandia entre agosto y octubre, y vuelven hacia los meses de abril y mayo.

Comportamiento del pato cuchara

El pato cuchara suele anidar en zonas abiertas cubiertas de hierba, cerca del agua, hecho de pasto seco y plumas blandas oscuras, por lo general, entre los carrizos o los juncos, con una remarcable discreción. Su época de reproducción es en mayo. La nidada consta de entre 9 y 11 huevos, los cuales son incubados durante 22 a 28 días, casi exclusivamente por la hembra. Los patos son capaces de volar aproximadamente a las 7 semanas y aprenden rápidamente a buscar alimento, aunque permanecen con su madre como una nidada.

Los machos adoptan actitudes sumamente territoriales durante la época de cría y defienden su territorio y sus parejas de los machos competidores que puedan resultar una amenaza para ellos. Pocas horas luego del nacimiento de los patitos, la hembra se dirige con sus crías al agua y permanece cerca de ellas, cuidándolas y al resguardo de la vegetación del pantano, para que aprendan a alimentarse por si mismas.

Pato cuchara

La manera de cortejar de esta especie es sumamente curiosa, siendo que los machos se agrupan para nadar alrededor de las hembras, de manera que éstas puedan escoger a su compañero.

¿De qué se alimenta esta especie?

El pato cuchara se alimenta principalmente de vegetación acuática, sobre todo de invertebrados. Para buscar alimento, nada lentamente hacia adelante, mientras su pico va rozando la superficie, o nada con la cabeza parcialmente sumergida; suele mover el pico de lado a lado a la vez que filtra los alimentos del agua fangosa.

En muy raras ocasiones, puede girar todo su cuerpo, sin embargo no suele sumergirse en el agua para alimentarse, y pocas veces se alimenta en la tierra. Su alimentación depende de la estación y el hábitat en que se encuentre, por ejemplo, en invierno, se alimenta de semillas y de otras partes de plantas acuáticas como juncos, espigas de agua o hierbas, pero en verano, come moluscos, insectos, crustáceos y peces pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *