Pato gargantilla

El pato gargantilla es un ave anseriforme, perteneciente a la familia de las “Anatidae”, y cuyo nombre científico es “Anas bahamensis”, que también se conoce como ánade gargantillo en Perú o también como pato cariblanco. Es una especie rara o escasa en la zona de la Patagonia.

Esta especie forma parte de la tribu “Anatini” en la que se agrupan los patos de río, o patos de superficie, cuya característica principal es que no sumergen todo su cuerpo al nadar como otras especies de patos.

Tamaño y características

El pato gargantilla puede medir entre 46 y 51 cm, y pesa, aproximadamente, entre 400 y 700 g. La cara y la garganta del pato gargantilla son blancas, mientras que su nuca y la parte posterior del cuerpo tienen una tonalidad parda rojiza, con ligeras líneas color negro, y el resto de su cuerpo es color canela, o de tonalidad parda.

Su pico es gris, con una tonalidad plomiza, y con una mancha roja – anaranjado en la base del maxilar. Tiene el dorso manchado y presenta unas pecas negras en el vientre. Sus alas son de tonalidades verdes y canela. Su cola es aguda y de color crema.

No son notables diferencias relevantes entre el plumaje del macho y el de la hembra, sin embargo, es sabido que las hembras tienen una coloración más pálida que los machos, y su pico es de una tonalidad más apagada y opaca. El color de su plumaje es muy particular por lo que no se confunde con otras especies. Según estudios realizados por expertos, las hembras, por lo general, presentan un mayor tamaño que los machos.

Es una especie con un plumaje similar al del pato maicero, especie con la que es común verlo compartiendo hábitat, sin embargo, se diferencia de ellos en que su garganta y cara es totalmente blanca y su cola es puntiaguda y con tonos blancuzcos o crema.

¿En dónde vive el Pato gargantilla?

Podemos encontrar al pato gargantilla en las Islas Bahamas, las Antillas Mayores y las Antillas Menores, Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Perú, Paraguay, Trinidad y Tobago, EE.UU y las Islas Galápagos

Estas aves han demostrado preferencias por vivir en lagunas y pantanos de agua salobre, a pesar de que, muy raramente, pueden ser vistos en lagos y lagunas de agua dulce. Muy escasamente, puede verse al pato gargantilla en la Patagonia, sin embargo, no se tienen registros de esta especie en la zona de cordilleras.

Subespecies del Pato gargantilla

Al pato gargantilla se le han reconocido 3 subespecies. La primera es la “Anas bahamensis bahamensis”, localizada en el área del Caribe. Luego tenemos a la “Anas bahamensis galapagensis”, a la cual podemos encontrar en las Islas Galápagos. Por último, la subespecie más grande de este pato, que habita al sur de América del Sur, es la “Anas bahamensis rubirostris”, que puede ser migratoria de manera parcial.

Comportamiento del Pato gargantilla

Es un ave solitaria aunque durante la época de cría es mucho más común verlo en parejas. Puede verse en bandadas de hasta 30 integrantes con otros ejemplares de su misma especie. Asimismo, también puede formar grupos con el pato maicero.

Su época de anidación y reproducción se da en primavera, construyen su nido en una plataforma de fibras vegetales cubiertas con plumón, con el propósito de que permanezca oculta entre las plantas. La hembra pone entre 6 y 10 huevos de tonalidad crema, y la incubación tiene una duración de 25 días, siendo el proceso una tarea exclusiva de la hembra, mientras el macho permanece afuera cuidando territorialmente el nido y a sus crías.

El pato gargantilla es muy callado, y, por lo general, son casi inaudibles, el macho no grazna, sino que tiene un silbido bastante bajo, mientras que la hembra si grazna, sin embargo, sus graznidos no son muy potentes.

Los patos recién nacidos son cuidados con mucha atención por su madre, y son totalmente maduros y capaces de reproducirse después de cumplir el año de vida. La expectativa de vida de estas aves es muy corta en comparación a otras aves, mientras que otros patos tienen una expectativa de vida de 15 años, el pato gargantilla tan solo tiene una expectativa de vida de entre 8 y 9 años.

¿De qué se alimenta esta especie?

Se alimentan principalmente de semillas y otras plantas acuáticas, así como de algas. Aunque obtiene su alimento primordialmente en los lagos, habita lejos de ellos para evitar ser presa fácil de los depredadores.

https://www.youtube.com/watch?v=UdOZlpAaT4k

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *