Porrón de Baer

El Porrón de Baer es también conocido por su nombre científico aythya baeri. Es una especie muy poco conocida, pero en Asia es uno de sus animales más conocidos e importantes. Es criado en el sureste de Rusia, al noreste de China y el extremo oriental de Mongolia.

Porrón de Baer

Tamaño y Características

Este pato pertenece a la familia de anatidae, dentro de su familia es un ave de tamaño medio, el cual puede medir entre cuarenta y un y cuarenta y seis centímetros de altura. En cuanto a su tamaño y silueta se parece mucho a la de su pariente el pato porrón pardo.

Aunque los machos son un poco diferentes, tienen un ligero dimorfismo sexual. Los patos machos se parecen mucho al porrón bastardo, pero a diferencia de él la parte superior de su espalda específicamente en sus flancos son oscuros. En cambio la hembra posee esta parte del cuerpo con tonos de colores más apagados.

Se parece mucho al resto de aves del genero Aythya. Una de las mejores maneras de poder diferenciarlos, esta en que los machos tienen los ojos blancos y en cambio las hembras los tienen de un color más oscuro. Este pato es muy autentico y tiene muchas características diferenciales de otras especies, por lo que se puede confundir con otros.

 

En donde vive

Pertenece a la zona de Asia, aunque es criado en Rusia al igual que al noreste de China y al extremo occidental de Mongolia. Suele migrar durante el invierno al sur de China, el suroeste asiático y el subcontinente Indio. Especialmente a Taiwán.

Suele vivir en zonas como lagos, ríos y pantanos en los que haya gran cantidad de vegetación acuática. Se trasladan en bandadas cuando suelen migrar a otras zonas por falta de alimentos. Cada bandada está compuesta entre cien y ciento cincuenta ejemplares de esta especie.

Subespecies del Porrón de Baer

No se conocen subespecies de esta ave, aunque tiene ciertas características parecidas con el pato porrón pardo, pero no se ha comprobado que el mismo es una subespecie comprobada. Esta ave no suele aparearse con otra especie de patos.

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Son buenos nadadores y excelentes buceadores. Llegado el invierno se trasladan a lagos de agua dulce y embalses. En el momento de apareamiento dependerá de la zona, si es factible aparearse allí o no, una vez finalizado el cortejo y la fecundación de la hembra, los machos se retiran a zonas muy alejadas, para mudar la piel todos juntos.

La hembra por su parte es la que se encarga de preparar el nido en donde deposita de seis a nueve huevos. Algunas veces varias hembras suelen poner los huevos en un mismo nido. Durante treinta días la hembra es la encargada de incubar los huevos.

Nacidos ya los polluelos de Porrones de Baer, los primeros días la madre se encargará de su alimentación, pero cuando cumplan el mes ya sabrán como valerse por sí mismos, aunque no abandonan el nido hasta cumplir unos dos meses de vida.

En el 2008 la UICN consideraba  que esta especie se encontraba en peligro de extinción, pero en 2012 se cambió el peligro tan crítico de extinción que este animal poseía. China es un país donde esta especie es muy cazada por su carne, por lo cual es una de las principales causas de descenso de la especie.

Porrón de Baer

 

Se conoce que por ser tan cazado en China y estar en peligro de extinción solo se encuentra unos doscientos ejemplares, los cuales están en cautiverio en un zoológico del país, ya que en los campos es muy difícil verlos por ser tan cazado y ser unos de los platos principales de los restaurantes en China.

¿De que se alimenta esta especie?

Por vivir en lagos, ríos y pantanos, su alimento se basa en plantas e insectos acuáticos. Esta ave suele sumergirse por completo bajo el agua buscando su alimento. Por ser excelentes nadadores y buceadores consiguen su alimento con facilidad y esto les ayuda muchas veces a escabullirse para salvar sus vidas cuando están siendo cazados.

No se conoce ningún tipo de información que nos muestre que esta ave se  alimente de peces. Pero para muchos investigadores el Porrón de Baer, si se puede alimentar de peces como otros patos que suelen estar en el mismo hábitat de lagos, ríos y pantanos.

Se puede conseguir ciertos tipos de peces pequeños que contribuyen con el hábitat del Porrón de Baer, los cuales estos peces se alimentan también de las plantas e insectos acuáticos que consiguen en los lagos, pantanos y ríos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *