Leiotrix Cariblanco

Nada más relajante y hermoso, que levantarse todas las mañanas con el canto de los pájaros, en especial si se trata de algún tipo de ave cantora como el Leiotrix Cariblanco.

Incluso, no sólo al amanecer, sino a lo largo del día, los sonidos que emiten las aves,  nos sirven como capa aislante contra los ruidos contaminantes de las grandes ciudades.

El Leiotrix Cariblanco, no  es una especie muy popular en cautiverio, debido a que requiere cuidados muy especiales.

Sin embargo, poco a poco, los cuidadores de varios países, se han ido interesando por esta especie y han ayudado a los amantes de los animales, a que los puedan mantener en sus casas.

Porque su trinar serena cualquier estado de ánimo y además porque observar su belleza, es un bálsamo para el alma,  muchas personas se deciden a tener algunos ejemplares como mascotas.

Tamaño y características

Es un ave de tamaño promedio, pues mide aproximadamente entre  16,5  y 18 cm  y su diferenciación por géneros, se puede realizar, debido a una sutil diferencia entre las parejas, la cual  radica, en que el color de la rabadilla de la hembra es naranja, mientras que la del macho es color rojo.

Esta diferencia se puede ver con claridad cuando el ejemplar alcanza la edad adulta, pues cuando son jóvenes, los individuos son bastante similares, aunque un ojo experto podrá distinguir que los tonos amarillos en el macho son un poco más claros; sin embargo, con el pasar del tiempo y luego del cambio de plumaje, se diferencia claramente el sexo de cada uno.

El Leiotrix Cariblanca, es un ave muy colorida y atractiva, cuyos colores son bastante intensos,  destacando en ellos el color negro en toda su  cabeza, el cual semeja un casco brillante donde resaltan las hermosas   plumas color plata en las mejillas de su rostro, las cuales le otorgan a esta especie, su nombre tan particular.

El cuello, la garganta y la parte superior del pecho son de un tono amarillo, que se va intensificando hasta verse naranja suave en algunos sujetos, hasta llegar al vientre verde olivo muy distintivo.

Todos estos colores, se ven  resaltados obviamente por el color gris ceniza de su manto, en contraste con sus escapulares rojos sobre sus alas de color amarillo.

Por su parte, la cola del Leiotrix Cariblanco es muy larga y delgada, con un color negro profundo que le otorga gran elegancia a esta especie.

Sus patas son delgadas pero fuertes, las cuales finalizan en garras de uñas bastante afiladas pero cortas, lo que les permite un rápido desplazamiento en tierra.

El pico es de un color que va, desde el amarillo, hasta un naranja  intenso, es largo, en proporción a su cabeza, afilado y con gran fuerza, sin embargo, en pocas ocasiones lo utiliza para agredir, a menos que se vea amenazado.

En donde vive

En su estado silvestre, prefiere las malezas ubicados a una altura de más de  500 metros y menos de 2.000 metros, desde donde se pueda desplazar tranquilamente hacia los bosques llenos de árboles y por ende, de muchas posibilidades de alimentación y materiales para sus nidos.

Por lo general se desplazan en bandadas pequeñas, de unos quince o veinte miembros, sin mezclarse con otras especies, pero en plácida convivencia con los demás.

Se conoce que la mayoría de la población libre de Leiotris Cariblanco, se encuentra en estado natural en  sureste de Asia, siendo China, Sumatra, Malasia, India y el Tibet, los países que mayor cantidad de ejemplares tienen.

Si se quiere uno de estas hermosas aves, para tenerlo en casa, la mejor opción en criarlos en pareja, en una jaula amplia, dentro de la cual se mantengan plantas naturales, que les provean los materiales necesarios para la construcción de nidos en época de reproducción.

Aunque no se conoce de muchos casos en que se haya logrado buenos resultados en cautividad, si se sabe que bajo las condiciones idóneas, se puede conseguir.

Si eventualmente se reproducen en su jaula, la hembra pone 4 huevos y los empolla durante trece días  exclusivamente, es decir  sin la intervención de su pareja.

Al nacer los polluelos, estos quedan a cargo del padre,  quien los alimenta por un mes, hasta que se sienten independientes y abandonan el nido, quedando listos para vivir en otra jaula o en una sección de la original, separada por barrotes.

Subespecies 

  • argentauris argentauris
  • argentauris galbana
  • argentauris ricketti
  • argentauris cunhaci
  • argentauris tahanensis
  • argentauris rookmakeri
  • argentauris laurinae

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Son aves con muy buen temperamento, no suelen pelearse entre sí, y no tienen recelos con otras especies de tamaño similar, al momento de compartir los aviarios.

Por lo general, son apacibles, amigables y no pelean por dominio territorial, su único momento de agresividad, es cuando son molestados sus huevos o los polluelos recién nacidos.

Son pocas las que viven en cautiverio, pero las que se conocen, son sumamente dóciles con sus cuidadores y tienden a preferir la compañía de los pequeños de la casa.

Acostumbran a emitir sonidos  a lo largo del día, en especial en época de reproducción, sin embargo, su canto de mayor fuerza es el de la mañana.

¿De qué se alimenta esta especie?

Su alimento natural en libertad, son los insectos, larvas, frutos y semillas, que puede conseguir en los matorrales y selvas que conforman su hábitat natural.

Ahora bien, cuando se cría en casa, le puedes colocar alimentos para aves, enriquecido con minerales y vitaminas, del que viene empaquetado; frutos rojos como como arándanos, fresas y  frambuesas; otras frutas y verduras como  manzanas, tomates, bananas y zanahorias; además de mucha agua fresca para mantenerlo hidratado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *