Ruiseñor Comun

El ruiseñor común, es un ave que está presente en la literatura, la música, el teatro y las artes en general, bien sea mediante alguna referencia o mediante mención expresa del autor.

En este sentido, muchas personas asocian inmediatamente, el ave desde el momento en que se le menciona, con alguna imagen que tienen escondida en su memoria.

Sin embargo, es el particular canto del ruiseñor, la característica más resaltante de esta especie y la que más se recuerda, por ser tan inconfundible, que con escucharlo a la distancia, ya sabes que se encuentra en los alrededores.

Para quienes se dedican a capturar esta especie, extrayéndola directamente de la naturaleza, se hace muy sencillo ubicarlos, pues su canto es continuo, agudo y en época de reproducción puede durar días, hasta lograr el objetivo de atraer a la hembra.

Son aves muy llamativas por su canto y en cautiverio, bajo ciertas condiciones que emulen la naturaleza, podrás escuchar sus maravillosas melodías.

Tamaño y características

El ruiseñor común, llega a medir  una longitud  de 15 a 16,5 centímetros, su cuerpo está cubierto de plumas color castaño, mientras que la parte baja del cuerpo, desde el pecho hasta el vientre, es mucho más claro.

Los ejemplares más jóvenes, antes de la muda que los lleva a vestir su plumaje de adultos, se presentan un plumaje de color pardo, que se diferencia por  algunas plumas con manchas amarillentas.

El ejemplar macho, se caracteriza por su canto, fuerte, melodioso, afinado y penetrante, el cual se puede escuchar a largas distancias, en especial,  en tardes despejadas y con poca afluencia de vehículos, cuando se encuentran en el bosque, tratando de atraer una pareja, aunque se especializa en cantar con mayor fuerza y volumen, a altas horas,   a veces durante varias noches seguidas.

Se ha podido descubrir, que en ambientes urbanos, como parques o árboles a la orilla de las grandes avenidas, el ruiseñor común aumenta el volumen de su canto, hasta pasar por encima de los ruidos propios de la ciudad, para lograr ser percibido por las hembras.

El canto del ruiseñor común, es inconfundible, debido a lo elaborado del mismo y por su musicalidad y armonía. Durante el cual, se pude apreciar  sonoras notas, dignas de una sinfonía.

En donde vive

Su lugar de hábitat lo constituye el bosque, sobre todo, aquellos bosques que están llenos de pequeños arbustos y oportunidades para vivir. También prefiere los campos de matorrales y los árboles frutales bajos.

En cuanto a las zonas urbanas, se le ha visto habitar en montañas y bosques cercanos a la ciudad;  grandes parques, llenos de arbustos;  jardines de viviendas con suficiente espacio para anidar; y vegetación urbana que le provea habitación y alimentación, siempre que se encuentre cerca de ríos o fuentes de agua.

Anida muy cerca del suelo, en pequeños arbustos o matorrales y una vez que comienza el invierno, migra hacia  el sur de África, regresando a Europa, a principios de la primavera, para comenzar con los rituales de búsqueda de pareja y el posterior apareamiento.

Su origen, se circunscribe a los bosques de Europa y de Asia, sin embargo, a estas alturas del siglo, se le puede observar en casi todo el continente europeo.

Subespecies 

Se le reconocen las siguientes tres subespecies:

  • Luscinia megarhynchos megarthynchos.
  • Luscinia megarhynchos africana.
  • Luscinia megarhynchos hafizi

 

¿Destaca en algo por su comportamiento?

Su canto comienza a finales de abril, pues con la llegada de la primavera, comienzan los rituales de apareamiento.

Es una especie, más bien escurridizo mientras se encuentra en estado salvaje, pero sólo basta que llegue la época de buscar pareja, para que pierda la timidez y comience a cantar sin pudor, a toda hora y a la vista de todos.

El macho es  sumamente ágil, mientras se mueve por el suelo en búsqueda de alimentos, con sus alas pegadas al cuerpo y gran rapidez.

Las hembras de ruiseñor, por su parte, son más recatadas y no aparecen a campo abierto, a menos que vayan volando hacia el sur, cuando ese convierten en individuos gregarios, viajando en pequeñas bandadas, a fin de protegerse los unos a los otros.

¿De qué se alimenta esta especie?

Es conocido por todos los criadores, que el ruiseñor común, prefiere pequeños insectos y larvas que consigue explorando por el campo.

Sin embargo y al encontrarse enjaulado, se hace necesario que se le provea de lombrices y gusanos de tierra, que puedes encontrar en tiendas especializadas en alimentos para aves y artículos para la pesca.

En estos lugares, también podrás hacerte de un buen paquete de mixturas de semilla enriquecidas von vitaminas, algunas bayas y gotas para poner en su agua y asegurar su salud.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *