Tucancito verde

El Tucancito Verde, cuyo nombre científico es “Aulacorhynchus prasinus”, es un ave originaria de América, que habita en los bosques de niebla de altas montañas y en los límites de bosques. Otros nombres por los que se conoce a esta ave son Tucancito Esmeralda, Pico de Frasco, Gargantiblanco, y Tucancito Gargantinero.

Anteriormente, era frecuentemente utilizarlo como mascota, sin embargo, en la actualidad, se ha restringido un poco la adquisición de éstas aves, a través de la exigencia de permisos especiales para obtenerlos como mascotas. Se ha convertido, a través de un decreto, en el “Ave Emblemática del Municipio Chacao”, en la ciudad de Caracas, en Venezuela, su país de origen, lo que denota que es una especie de ave muy apreciada es por los lugareños.

Esta especie, debido a la destrucción de su hábitat, y a la problemática de la caza furtiva, se encuentra sujeta a protección especial.

Tamaño y características del tucancito verde

El tucancito verde puede llegar a medir 35 cm de longitud, de los cuales entre 6,5 y 7,5 cm pueden estar abarcados por el pico; y pesa, como máximo, hasta 200 gramos.

No existen diferencias entre el plumaje de las hembras y los machos, sin embargo, si es notorio que las hembras son más pequeñas que los machos. Su pico es de color negro, y presenta una mancha de color amarillo en la punta y la base del pico es de color blanco.

Sus plumas son de color verde brillante, aunque se torna un poco más pálido por debajo de la corona, que es de color pardo, y su garganta de color azul. La cola es de tonalidad castaña. Es principalmente de color verde, excepto alrededor de los ojos, que es de un tono azul celeste, y es el único tucán cuyo plumaje sea principalmente verde.

¿En dónde vive el tucancito verde?

Es un ave endémica, originaria de Venezuela y habita en bosques y selvas húmedas que tengan una altitud de entre 1500 y 1900 m, pudiendo llegar a altitudes de hasta 3700 m.

A pesar de ser originaria de Venezuela, esta ave ha migrado, y, en la actualidad, su hábitat se extiende desde el sur de México hasta Venezuela y Perú. Es posible encontrarlo en los bosques de niebla de altas montañas, claros con árboles, en ciertas ocasiones, en montañas bajas y tierras parcialmente desforestadas. Es común, también, en bosques húmedos montanos y en bordes de bosque.

Subespecies del tucancito verde

Podemos encontrar las siguientes subespecies del tucancito verde: Aulacorhynchus prasinus albivitta, Aulacorhynchus prasinus atrogularis, Aulacorhynchus prasinus cyanolaemus, Aulacorhynchus prasinus dimidiatus, Aulacorhynchus prasinus griseigularis, Aulacorhynchus prasinus lautus, Aulacorhynchus prasinus phaeolaemus, Aulacorhynchus prasinus prasinus, Aulacorhynchus prasinus virescens, Aulacorhynchus prasinus volcanius, y Aulacorhynchus prasinus warneri.

No existen diferencias sustanciales entre estas subespecies, sin embargo, una de las más resaltantes es el color de su pico, que en algunas de ellas puede ser parcialmente de color amarillo, algunas subespecies también pueden presentar diferencias entre sus plumajes, pudiendo tener plumajes más claros o más oscuros; también pueden presentar variaciones en su tamaño, o incluso pueden no poseer manchas en su pico.

Comportamiento del tucancito verde

Se reproduce en los huecos de los árboles, y aprovechando los que haya dejado otra ave, especialmente los dejados por algún pájaro carpintero. La hembra pone usualmente entre tres a cuatro huevos, que son incubados por ambos padres durante dos semanas y media. Los polluelos son cuidados por sus padres hasta que cumplen seis semanas de vida.

En general, el tucancito verde es un ave que vive en pequeñas bandadas, que pueden llegar a contar con 10 individuos, o solamente con su pareja, y son aves monógamas. Es muy ruidoso, emite una variedad de cantos muy fuertes y ásperas.

Aunque ya no es tan popular como ave doméstica, tal como era frecuente antiguamente, existen muchos esfuerzos de criadores para lograr la repoblación de la especie, debido a que la destrucción de su hábitat y a la caza furtiva con fines ornamentales, comerciales y de exposición.

¿De qué se alimenta esta especie?

La alimentación del tucancito verde está compuesta principalmente de frutas y semillas, y también complementa su dieta con algunos insectos. Es un ave omnívora, y, por lo tanto, no es raro verlo alimentándose de los huevos y las crías de otras aves, aunque, por lo general, esto solo ocurre dado el caso de que no consiga frutas o insectos para su alimentación habitual.

También se ha podido observar a los tucancitos verdes alimentándose de pequeñas lagartijas y otros tipos de reptiles pequeños.

https://www.youtube.com/watch?v=huWUKHsHn_I

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *